sábado, 17 de diciembre de 2011

de nuevo

En un marco con ganas importantes
pinto el cielo raso con tu risa.
Llega danzando el deseo desde el paladar
y te digo todas las palabras rojas
y miro todos tus secretos escondidos.
Oigo tu cuerpo desde el ombligo
Y huelo esa invitación de piel.
Busco ser encontrado sin medidas.
Entonces mi mano te asesina a caricias
Y mis dedos son puñales precisos
Que matan lo viejo para vivir amor de nuevo.

3 comentarios:

  1. Dulce y tierna invitación.
    "Busco ser encontrado sin medidas" bellísima imagen.
    Un beso....

    ResponderEliminar
  2. mire qué bello le ha salido ese ataque de amor!

    abrazo

    ResponderEliminar
  3. Que hermoso!!... pero tanto, y tan sentido que esas manos certeras más oprimen mi garganta y me dejan un nudo de emoción.
    Sentir el amor de esa manera me llena de envidia. Si es suyo, siéntalo y beba de él hasta la última gota.
    Bello poema!

    ResponderEliminar

cuentame tus luces