martes, 7 de diciembre de 2010

La posta

"Algunos hombres ven las cosas como son y se preguntan por qué. Otros se emocionan con cosas que nunca fueron y se preguntan por qué no".
George Bernard Shaw.

Un atleta le entrega la posta a un compañero para continuar con su esfuerzo por alcanzar la meta. Un padre la entrega a su hijo por amor.
Entrego la posta cada vez que puedo porque lo que me quedaría para mí seguramente lo perdería hacia el mundo.
Desde el lugar propio de dar.
Todo lo que doy es mío para siempre.

jueves, 2 de diciembre de 2010

quiero invitarte a salir del mundo.

Un amigo me dijo que posteara alguna canción de mi autoría con la música para que algún iniciado en la música la interpretara.
"Es como lanzar inspiración en un botella al mar" me dijo. Me encantó lo que me dijo.
Entonces, ahí va una elección personal para compartir.


Quiero invitarte a salir del mundo
Compartirte un café.
Traigo algunas sales debajo de la piel.

Quiero llevarte no digas nada
Si el futuro habló esta vez.
Siempre me acuerdo tarde y me ocupo después.

Amar se conjuga en presente definido
Somos carceleros de sueños instintivos
Si ahora nos llega la marea en la mirada
Tan solo viajemos un siempre sin escalas



Re-sol
Re-sol
Re –fa#m-sol-la
Simla-sol-mim-la7M.
fa#m-sol-mim-la7M

lunes, 29 de noviembre de 2010

desvelo

* foto cortesía del blog de Rous.

Cinco y algo de la madrugada. Pocos se enteran de éste chaparrón. Pocos saben .Un pájaro madrugador se confunde. Le canta al farol. Está trasnochado y le acompaña. Será por eso. Aún no amaneció y está casi sin haber pegado un ojo. Enciende un cigarrillo. Abre un recuerdo latente. Está abstinente. Se excita pensando en lo que vendrá. Es demasiado. Cambiar también duele. Cambia de estrategia en la ilusión. No deja de pensarle lo que lo despierta. Esto es sólo suyo. Siente que no. Se enlaza al cuerpo. Le llega. Le abraza. No puede explicarlo. La mística de las monedas. La cara es la correcta un día. Al siguiente no lo es. La decisión danza pero siempre son ambas. Suena el corazón a borbotones. Tiene que escucharlo. Tienen que escucharlo. Puede que sea tarde. Puede que no vuelva a vibrar. La vida seguirá para ambos. Fáciles reencuentros con Lágrimas negras. Es un karma que envuelve. Que vuelve. Ser cobarde es tan parecido a ser prudente. No sabe cuanto pendiente servirá de futuro. Cambia de rumbo y duele. Duele y no sabe que. Ya son dos pariendo. Siguen actuando entonces las obligaciones que les suceden. Que se suceden. Adentro sale del espejo. Ya vió el devenir. No niega más y avanza. Como puede avanza. A pasitos cortos. Algunos pasos en el fango. Para qué mentirse. No sabe hacerlo.
Sabe que escribe esto porque algún día ella le va a leer.
Cuando también el desvelo le alcance.

jueves, 25 de noviembre de 2010

detrás de las rutinas

Ruta 11. Kilómetro 385. Hay un cartel azul desgarbado que indica el lugar de un monumento. Algo que girando a la izquierda, unos cinco kilómetros más, se encuentra sobreviviendo al desamparo. Doblo. Hacía tiempo que pasaba por ese paraje sin doblar. Se viene, como una cascada caliente en la cara, los recuerdos de la mediática difusión de un crímen. El poder y su prepotencia una vez más haciendo de las suyas. Tomo el camino consolidado de arena y tierra como todos los caminos de campo de la costa atlántica. Vuelan churrinches y mirlos entre el verdor y la polvareda. Comienzo a imaginar su recorrido hasta esa cava macabra. Al llegar se levanta una cruz blanca y resistente. Un hornero construye un nido en un brazo de la cruz. Una paradoja. Una más entre tantas que se construyen a diario en ésta tierra. Mi tierra de gente olvidada y que además olvida.
Me acerco al humilde mausoleo. Algunas inscripciones dejaron huellas. Dejo la mía en el sitio donde José Luis Cabezas enfrentó al poder gatillando imágenes y disparando contra la impunidad con su cámara de fotos.
Tras su asesinato, “ No se olviden de Cabezas” se repetía por todos lados.
Confieso como otros haberlo olvidado detrás de las rutinas.
" El asesinato de José Luis Cabezas atravesó, horizontal y verticalmente, toda la sociedad. Este crimen sacó a la luz todo un tejido de corrupción que vinculaba a ministros, jueces, legisladores, las fuerzas armadas y de seguridad con los intereses de los grandes grupos económicos". del libro El crímen de Cabezas, radiografía de un país mafioso, de Alejandro Vecchi.

martes, 23 de noviembre de 2010

el árbol

"Nada ocurre que antes no haya sido un sueño".
Walt Disney
En el árbol de los problemas se cuelgan todos antes de entrar a casa. Los que traigo del trabajo. De la calle. De mis amigos. De mi familia.Cuando llega la noche, a los que no puedo solucionar, los escucho irse en la oscuridad buscando otras personas. Al salir de casa todas las mañanas y mirar el árbol. Tengo la sensación de ver cada vez menos colgados.

martes, 16 de noviembre de 2010

El mar que pregunta

Imagen de ola congelada en la antártida.




“El caracol la forma tiene de corazón.”
Rubén Darío.



En los qué
que acomodan los como
anticipan los cuando
e indican los donde
revelan los quienes.


...Y las preguntas asienten
con risas de cambio
el devenir de las consecuencias.

-.-

lunes, 15 de noviembre de 2010

jueces

Vivimos exigiendo justicia. Cada uno tiene una vara para medir. Somos jueces de nuestro universo. Lo distinto a nuestros gustos y preferencias no suele ser justo. Discriminamos juzgando. Con más o menos cantidad. Los caminos diferentes a veces tomados por voluntades propias o ajenas no son injustos. Son distintos. Basta encender la tv para ver como juzgan y sentencian un baile (¿?). El noticiero denuncia la corrupción de quienes deben defendernos de los abusos, y a su vez, juzgando. Las charlas entre amigos que juzgan lo bueno o lo malo de otras relaciones. Si tal o cuál es mejor para aquél o para el otro. Se juzga si esa música está buena, si esa película interesa, si esa chica es linda, si ese tipo tiene arrastre, si ese auto tiene elementos de seguridad correctos o si tiene buenos detalles. Se juzga si una cena estuvo bien o si se sirvió mal. Juzgamos a nuestros padres, nos juzgan nuestros hijos, nuestros pares, nuestros amigos, nuestra idiosincrasia, nuestros médicos, y hasta nuestras mascotas. El chiste juzga. La pena juzga. El miedo juzga el valor del coraje. El cuerpo juzga la piel. La realidad juzga al mundo de sueños. La mente juzga los excesos. El billete juzga las posibilidades. Juzgamos en demasía a todo y a todos. Se va constituyendo una conciencia juzgadora y no de lo justo. Al ver la estatua en tribunales, todavía no la comprendo. La imagen de la justicia representada por una mujer con los ojos vendados y con una balanza en la mano. ¿cómo hacer para juzgar con los ojos cerrados?. Si las personas se equivocan y piden disculpas, ¿Por qué no lo hacen los jueces?. ¿Porqué no lo hacemos nosotros?. El juicio es el raciocinio derivado de la experiencia y la formación. También juzga hasta al que no emite juicios. El silencio sentencia más que juzga. A pesar de que sabemos que sólo tenemos que juzgarnos nosotros mismos. Opinarem non debatem. La opinión no se debate. Porque ése es el principio del cuento de la vida.
Termino esto y deseo no ser juzgado.
Sé que no va a suceder.

martes, 9 de noviembre de 2010

Daniela

Daniela soñaba con su falta. Al llegar a los escaparates de una juguetería, mientras su cuerpito se estremecía entre los colores y las luces, todo quería y nada necesitaba. Aquellos juguetes brillaban para ser tocados por algún niño. Demandaban ser cuidados. Su padre viajaba mucho. No estaba. Ausente con culpa le daba todos los caprichos. A todo decía que sí. El día previo a su cumpleaños de cinco entraron a la juguetería. El padre le dijo que no escatimara en gastos que eligiera lo que quisiera entre miles de juguetes. Luego de pasear por los pasillos con él y su guardaespaldas decidió que llevar.
--Ella –dijo Daniela.
---La muñeca que está con vestidito rosa y coronita lila--- dijo el padre.
---No... esa muñeca no…Ella--- respondió Daniela señalando a la vendedora.
El padre sonrió nerviosamente.
---Ella trabaja acá. No está en venta.--- dijo timidamente.
---No quiero otra cosa… la quiero a ella.--- aseveró mirando el suelo.
El padre se acercó a la vendedora. Le animó a entender su situación. Entonces le propuso un trabajo de juguete para su niña. La vendedora sonrió. El padre le ofreció el triple de su sueldo. Sorprendida la vendedora no supo cómo responder y volvió a sonreir. Pensó. Se agachó ante Daniela y le dijo.
---No se pueden comprar las amigas. Con gusto iré a jugar con vos cuando arreglemos.--
Daniela le miró a los ojos. La niña volvió a ser niña. Le acarició la cara a la vendedora y susurrándole al oído le dijo.
--- Mañana a las 5 te espero en mi cumple. Van a preparar una torta con chocolate y dulce de frambuesas y después te quedás a vivir conmigo---

domingo, 7 de noviembre de 2010

prenda

--Piedra...papel o tijera.--

--Piedra...--

--mmmmm tijera...perdí...--

--Bueno...la prenda es...que me des tu cuerpo para reprobar anatomía por siempre.--

--Jajajajaja...bueno. Vamos por la revancha.--

--Piedra, papel o tijera...--

--Papel.--

-- Uhhh piedra.-- Esta vez perdí yo...

--Bueno... ganar y perder en este caso se confunden, ¿no?.--

--Es verdad, se gana perdiendo.--

--Y.... ¿qué elegís de prenda?.--

--mmmm ...Quisiera tus deseos....para querer que me quieras por siempre.---

jueves, 4 de noviembre de 2010

Lucía

Una artista de la cuerda floja. Subía a la altura de los andes sin redes ni miedos. El sitio exacto de la adrenalina. El trapecio era su hamaca de plaza. Larga cabellera negra que azabachaba los focos seguidores. Erizaba espectadores. Les trenzaba los nervios. Abría los ojos y detenía sus respiraciones. Enérgica y determinada sorprendía a todos con acrobacias de mariposa. Era distinta. Tenía colores. Su vida había sido el circo desde siempre. Desde toda su extensa vida. Lucía era trapecista. Tenía 10 hermosos abriles que eran eternos sueños soñados. Su madre peruana leía la bola de cristal en un espectáculo lleno de mística y fantasías. Muchos le creían en Kiev. Eran tiempos de agonía de fe. La post guerra se medía en hambruna y desempleo. El pan diario en rebanadas semanales dolía en el estómago y en las miradas. El circo rodaba el escenario a otros sitios menos desvastados. Caravana de gitanos en caminos desoladores. Lucía era primavera de Sevilla. Su mirada eran Soles del alto Perú. Su fluir, todos los arroyitos de los mares bálticos y de la luna. Nada temían sus manos. Nadie le doblegaba. Quien se atrevería.
Una madrugada abrió las puertas de las jaulas del circo y escaparon todos los animales en Marruecos. El alboroto despertó a la ciudad mora. Le acompañó la luna de sus ancestros en tamaña empresa.
Al detenerla el oficial le exigió explicación con una taza de chocolate caliente y en silencio esperó la respuesta.
Ella le miró con sus soles incas.
--Soy acróbata, no cómplice.-- le dijo.
Algunos fugados lograron escaparse. Triunfó el instinto.
Otros volvieron a sus jaulas porque eran sus hogares. Triunfó la doma.
Lucía lloró sus regresos.
A partir de aquél día no dejan de temblarle las manitos.
El imperio del sol abandonó sus ojos en la realidad.
Mientras todos duermen ella solloza.
--Despierten…despierten… y háganlo rápido.--

lunes, 1 de noviembre de 2010

Roma

Junté fuerzas y partí
por un camino que jamás
me llevaría a Roma.
Me quedó
alguna sombra
boyando por ahí
y otra por allí.
Me quedó
tu mirada de silencio
al hablarme callando.
Entonces mi prepotencia
hincó la muerte en otros sitios.
Hoy no estoy necesaria-mente vivo sólo por respirar.
Aunque a veces sólo eso me acompaña.

domingo, 31 de octubre de 2010

cuento chino

Un samurai se enamoró de una doncella.
Ella le exigió lealtad de su amor y le dijo,
---Si vienes a visitarme durante 100 días seguidos a mi puerta creeré en tu amor como algo verdadero y seré para tí por los tiempos que me falten por vivir.---
El samurai fue a su puerta con una banqueta todas las noches. En sus esperas, por cada diez respiros brotaba un suspiro. Frente a sus sombras se atusaba los bigotes y se quedaba sentado más quieto por sus armaduras de gala que por su ansiedad. Desde ahí miraba a su ventana y velaba viendo las cortinas flamear con la brisa. Ella se asomaba y le saludaba meneando la cabeza de un modo reverente para poco después apagar las luces. Al terminar el ritual él partía sereno. Así pasaron las noches y los días como un gran volumen de tiempo.
Llegó a la nonagésima novena noche.
Recogió su banqueta. Ella le sonrió.
Y sólo murmuró bajito.
--- He callado tanto que ya me he cansado de hablarme.---
Y ya no volvió a verla más.

lunes, 25 de octubre de 2010

celular

Sonó el celular en el vestuario. Uno de los jugadores a medio desvestir lo toma y contesta la llamada.
La voz le dice;
--hola amor--
--Sí, mi amor.--
--¿ Estás en el club?--
--Sí---
-- Es que estoy en la puerta del shopping viendo una chaqueta exclusiva y quería comprarla...--
--Aha... ¿cuanto vale?--
--Tan sólo 2000 dólares--
--Bueno, de paso comprate un bolso que te haga juego con eso...---
--Gracias mi cielo. También quería decirte que pasé por Mercedes Benz para cambiar nuestro auto por uno cero kilómetro...---
--Aha y ¿cuanto sale el cambio?---
---La diferencia son sólo 25.000 dólares.---
---Está bien. Igual tratá de conseguir algún descuento...---
---Si amor. te lo prometo.---
La mujer viendo que todo salía perfecto le dice:
---Te acordás que te dije que mi mamá venía por una semana... pensé en decirle en que se quede un mes con nosotros...¿ que te parece amor?.---
---Bueno, está bien pero no me pidas mas...---
--- si...si... ah y te quiero muchísimo y te espero en casa.---
--- yo también te quiero. Bueno un beso... adiós...---
Al cortar el teléfono, el hombre gira al grupo y pregunta:
--- Che... ¿de quien es éste celular?---

viernes, 15 de octubre de 2010

Cuando vengo de vampiro.

Cuando vengo de vampiro
vengo muerto y soy un no muerto
Me aburre estar vivo
pues soy un simple inmortal.
Sentirme condenado a no morir
o ocultándome de los soles
o entre las criaturas de noche,
por no poder amar.
Sé lo que es eso.
Una estaca constante en el corazón.
Una soledad sangrienta.
Una cruz entre los cristianos.
Cuando soy discípulo del pacto con la sombra
espero algún día despertar en la tiniebla
y trepar la belleza por tu cuello.

Y cuando te muerda
que seas por siempre mi eterna compañera.

domingo, 10 de octubre de 2010

cómplices

La noche es un sitio ideal.
Ahí me encuentro móvil
en el aroma a quietud.
En la luz de los veladores cómplices
mientras agudizo los sentidos para entender.
La vida no descansa.
Se transforma siempre.
Solo sé que no ando solo.
Paseo al lado de nombres marcados.

jueves, 7 de octubre de 2010

encomienda

Se fue nuestro amor
No digo el tuyo.
Ni digo el mío.
Digo el nuestro.
El construído.
y no entendí.
Amar era cerrar los ojos y seguir mirando.
No creí pero no insistí.
Asimilé el vacío.
el tiempo se encargó de eso como un paquete.
Una encomienda sin remitente.
Lo envió al olvido sin aviso de retorno.

martes, 5 de octubre de 2010

intro

Hay días en que mi parte serpiente letarga
Reflexiona
Cambia la piel por fuera y por dentro
Sugiere visiones aladas
Escarba en mis agujeros
Afina entre los gritos callados
Vuelve desde ningún lugar
a barajar las cartas del destino
Escucha sus entrañas crujir
Revisa los avisos
Se esconde de éste mundo
donde las nubes galopan contra el viento civilizado
donde el humo a todas las cubre
Huele lo que duele

Deja de ser lo que era.

Hay días en que se cansa.
Hay noches que recuerda haber soñado…

martes, 28 de septiembre de 2010

Brasas

Vos sos mi lugar de origen
el remedio contra el hastío
y la soledad compartida.
La flor que renace al baldío
y la cepa del futuro.
Yo soy mis necedades
El fruto que yace en tu boca
y que gusta ser degustado.
Un mar de fuego en brasas.
Pasa la vida delante de mí
y la alcanzo en el deseo.
Mientras todo duerme
tu vientre es mi reposo.

jueves, 23 de septiembre de 2010

El viaje de la espera

“El más condenado es aquél que no ve su culpabilidad”.
del coleccionista de soles.
Raúl revisaba el reloj cada treinta segundos. El atraso era preocupante. Su rostro se desfiguraba en las horas. Las hacía infinitas. Las vísceras le crujían. El pulso se le detenía acelerándose. El paladar se le llenaba de arena y metal. El cielo se rompería en su pena gris. Lloverían lágrimas de sal. Miraba al sudeste buscando. Buscándola. El resorte psíquico que resultaba de la promesa. Su corazón se había bloqueado con tanta espera. Raúl había conseguido las provisiones. Isabella había perdido las pro-visiones. Raúl había ahorrado en todo sin invertir en nada. Isabella, en vez de ahorrar, lo hubiera invertido todo. No supo entender la ecuación básica del amor. Nunca lo hizo. Raúl sintió el dolor. Isabella dueló sintiendo. Raúl fue siempre Raúl. Raúl no fue junto a Isabella. No supo que Isabella había decidido iniciar otro viaje.
Raúl no la supo.
No le entendió.
Hacía años que ella viajaba sola sin saberlo.

martes, 21 de septiembre de 2010

verbos

Te busco, te llamo, te invoco, te creo, te provoco, te contengo, te deseo, te escribo, te leo, te muestro, te encuentro, te río, te pierdo, te envuelvo, te sé, te muevo, te tengo y también me tenés. Me ilusiono, me encantas, me sentís, me llenás, me pensás, me soñás, me entrego, me dejás, me pretendés, me finjís, me sabés, me gustás, me tenés y también te tengo.
Me buscás, me llamás, me invocás, me crees, me provocás, me contenés, me deseas, me escribís, me lees, me mostrás, me encontrás, me reís, me perdés, me envolvés, me sabés, me movés…
te ilusiono, te encanto, te siento, te lleno, te pienso, te sueño, te entrego, te dejo, te pretendo, te finjo, te sé, te gusto…
Me voy, te vas…
siempre ha sido así y así será.
Nadie me quita haber dormido en la aventura de soñar.

lunes, 13 de septiembre de 2010

Elijo





Elijo

El instinto a la razón
El bienestar al confort
Las olas al encierro
El viento en la cara a la resaca
La emoción a la euforia
Las charlas a la televisión
La equivocación plena al no hacer
El lloro al callar la pena
El sueño deseado a la realidad concreta
Las preguntas a las respuestas
Involucrarme a quedar planeando
Armar con lo que se tiene a tenerlo todo armado
Vivir muriendo a morir viviendo.
Elijo pensar en lo que quiero a sugestionar destinos.
-.-

martes, 7 de septiembre de 2010

luna azul

Vengo de tus colores en la mirada
vistos en mi luz de cuerpo.
De las claves del buen querer
y las sutilezas del desayuno.
Si te vas y aún me quema tu recuerdo
es en mi yo cuerdo volver a la locura.
La pavura de los azules de la luna azul
que disfruto en el oasis de tu boca.
En la mueca simple de entender
que vengo de vengar a la muerte.

lunes, 30 de agosto de 2010

patria

Hay cosas que me llevan a mi casa
el olor a la hierba mojada
las tostadas de mi abuela
el color de las azaleas
la risa de mi viejo
el cómplice acuerdo con mis hermanos
mis amigos cómplices sin acuerdo
el viento en la cara
Toda mi niñez sonora.
Mi patria es mi infancia
toma mi corazón y me lleva.

viernes, 27 de agosto de 2010

prudente

Alguien me vió las alas replegadas
se acercó al mundo que era mío
y me dijo que nada era mío o suyo o de aquél.
Mientras clareaba el paisaje en la tormenta
comencé a buscar encontrando
y le despedí en silencio prudente.
Ví, sentí y escurrí al tiempo
Olí, gusté y doblé el espacio.

Pues aún no encontré siquiera esas alas.

viernes, 20 de agosto de 2010

puesta de sol

Demos un paseo por los contrastes
no soy ese uno sin lo otro.
En la luz de la oscuridad
se amigaron mis sombras.
No lo que tengo sino lo que disfruto es mi abundancia.
Lo que doy será mío para siempre.
La belleza es puesta de sol y relieve de lo simple.
Siento los despojos de aquellas coberturas milenarias
que me indicaban ser seguro sin verdades.

martes, 17 de agosto de 2010

terapia

Gustavo tardó algunos años para decidirse a tratar sus problemas desde otra perspectiva. Fue entonces que agobiado por sus cuestiones económicas comenzó a hacer análisis. El terapeuta enseguida le aclaró.
--Relájese Gustavo, vea, ayer justamente hablaba con una persona que tiene una carpintería y estaba preocupada por no poder pagar el salario a su empleado. Le aconsejé que se olvidara y ahora se siente mucho mejor.--
Gustavo respiró profundo y respondió.
-- Lo sé, yo soy su empleado.--

jueves, 12 de agosto de 2010

el camino

Raquel corría por primera vez ese circuito. En un cruce de la maratón siguío de largo. Se perdió y se detuvo a preguntarle a un mendigo.
--Este camino,¿ me lleva a San Telmo?--
-- No sé.-- respondió el mendigo.
Raquel volvió a preguntar.
--¿Y éste otro va al centro?--
--No sé.--- volvió a repetir.
Raquel transpirada e irritada le dijo irónicamente.
-- Bueno, no sabés mucho que digamos.---
El mendigo sonrió y balbuceó.
--Pero no estoy perdido.--

viernes, 6 de agosto de 2010

el perro

Cuando a Ricardo le mordió aquél perro ya no hubo más que resignación. Tardaba la herida en sanar y decidió visitar al médico. El doctor le pidió que trajera el perro para analizarlo, y tal como lo sospechaba, tenía rabia.
--Lo siento, me temo que es tarde para aplicarle el suero.-- dijo consternado.
Ricardo se sentó. Respiró profundo y comenzó a escribir inmediatamente.
--Lo entiendo-- agregó el doctor-- pero no hace falta que se ponga a escribir su testamento--
Ricardo lo miró fijo y respondió.
---No estoy haciendo mi testamento. Es una lista de las personas que voy a morder.--

domingo, 1 de agosto de 2010

cerrado por reformas

Se preparaba un té verde. Alguien le había contado que era bueno para el corazón. Estaba enclaustrado. Quería despertarse un poquito para seguir. Su cabeza no descansaba. El devenir no se podía cuantificar pero si calificar. Quería una vida más llena. Pintaba. La rutina le repetía. Le juzgaba. Le discriminaba. Le clasificaba su condena. Le introducía conceptos de rebaño. Luis conversaba con la tela de sus cuadros.
--Tal vez, esto debería decirlo de otro modo. El coraje genera valor. El valor genera una nueva codificación. Por secuencia de silogismo, se llega al nuevo código a través del coraje, puta, ya me mareé--.
No se animaba a vender sus cuadros. Solía pintarlos cuando llovía. Las tormentas estimulaban su bohemia. El resto de los días le retocaba los detalles. No arriesgaba y no ganaba. A pesar de saberlo, seguía esperando un clic revelador.
--No hay apuesta segura, porque nada es seguro. Ni lo seguro—le decía a la pintura.
Aquella tarde de mayo no cesaba de garuar. Luis estaba a pleno con un retrato de su amada ideal. Pintaba a una mujer. Con la cara bonita de sus sueños y el alma clara de una niña imaginada . Terminaba cuando la mujer pintada le susurró.
-- ¿Me alcanzarías un espejo para verme?—Luis se echó hacia atrás. Había bebido un poco de mistela cordobés al mediodía, pero sólo era para acompasar algunos quesitos. Entonces, Enmudeció.
--¿Me lo alcanzás?. Quisiera saber si estoy linda para seguir siendo la mujer de tus sueños—afirmó la mujer pintada.Luis sin decir palabra, le concedió el pedido, sacó un espejo del baño, de esos que se usan para verse de perfil, y se lo puso enfrente.
-- Tal como lo imaginaba, soy un reflejo de tu deseo. No podrías enamorarte de mí— le dijo la dama de colores pasteles.
---¿ No?, ¿ no te gusto yo?, ¿ no te gustas vos?—le preguntó el pintor.
--- No es eso, es que todos se crean personajes que son reflejo. Lo que les gustaría tener a su lado. La persona indicada no siempre es la que imaginamos. Todo cambia, en tu sueño y en tu deseo, me exigís cosas que no soy ni doy. No veo a través de mis ojos, lo hago a través de tus miradas ---
Luis se sentó en la mesa sobre sus pinturas y pinceles. Miró su garage venido a atellier y cada rincón le traía imágenes pasadas. El lugar era una trampa. El cuadro era otra. La dama pintada le intrigaba. El sobraba eso, que sin saberlo, poco a poco se le hacía kármico.La mujer volvió a pedir.
---Quiero besarte--- increpó.
Luis se acercó tímidamente al cuadro y le besó la boca carmín a la imaginada.
--- ¿Cómo se siente eso?—dijo la pintada.
--- Raro, para serte franco, no siento mucho que digamos….--- le confesó compungido.
La tarde se hacía oscura y la llovizna persistente. Sonaba el zinc del tejado como una ovación lejana. Como voces aclamando el encuentro.
---El miedo corroe el deseo. Crea un espejismo ordenado--.dijo la dama.
La cara se le hizo larga. Los gestos eternos. Luis sabía que eso era extraño. Pero avanzaba un poco más.
--- ¿ Qué es lo que querés de mí exactamente?— increpó.
---Quiero que tengas el valor de no buscarme en tus telas. De que salgas a buscarme. De que me toques. De que juegues con tu realidad. De que la cambies. Si te animaras…
--- Claro, decirlo es fácil. Hace años que quiero eso y no puedo--- reflexionaba Luis.
--- Si lo decís lo hacés. No seas gregario. Es que tenés que arrancar con lo que tenés. Mejorar a medida que pasen los días. Tendrías que haberlo hecho ya…--- le ordenó.
Así, fue como el cuadro de la mujer imaginaria de colores pasteles y brillantes se convirtió en una copia del entierro del conde de Orgaz. Barroco y oscuro. Nadie supo si obedeció a la maja o si se negó a creerle. Lo cierto es que cerró el garage al menos por un tiempo. En el portón rezaba un cartel; “cerrado por reformas”.
Tal vez aquél fue el clic revelador.

martes, 27 de julio de 2010

La chicharra

Estaba definido que lo suyo sería destino. El tiempo detonaba las vocaciones. En la cocina todo daba vueltas. Mientras ponía la pava y maduraba el cedrón, la garúa insistía en dejarlo tendido y al margen de su catre. Beto tenía casi cincuenta años y unos tantos más llevaba de mozo. Sus rutinas doradas cambiaban con la costumbre de todos los días. Las que a veces cuestan y hacen que la vida sea rutina vacía de contenido. Sus mañanas comenzaban de madrugada en Morón. Ahí donde había nacido y en la calle que lo parió supo hacerse una casita de madera en el fondo de lo de su vieja. Estaba perseguido por una suerte esquiva. Jugaba al quini para salvarse de la pena. A no ser por sus hijos, hubiera sido otro en otro sitio. La fábula y la creencia que se ve en el afuera y en donde nunca se está realmente. Trabajaba en una confitería de la terminal. Allí la vió. Desde siempre la guardo en su fantasía desde el primer momento. Miriam trabajaba en una boletería de omnibus que viajaban al norte. Ya había adaptado el personaje de quien trata con gente del norte. Pausado, con algunos lunfardos. La chicharra que avisaba la salida de los coches de larga distancia sonaba casi sin parar durante todo el día. Cada vez que Beto le acercaba un café, en su glamorosa bandeja plateada, y con el trapito rejilla en su mano derecha, todo diálogo sucumbía en el sonido interruptor de la chicharra. Quince años estuvo para decirle que hermosa mirada tenía. Diez más para acompañarla a la parada. Cinco más para decirle te quiero. Tres para darle todo su corazón.
Casi sin tiempo se evaporó la pasión que los hizo callar. En aquél consultorio del ornitorringólogo sólo escuchaban a sus cuerpos. A falta de escucha, sólo se hablaban con la mirada.

martes, 20 de julio de 2010

danza

Disfruto verte danzar frente al espejo.
tus cabellos se deslizan con el peine
y cada enredo se deshace suave.
En puntas de pie nada tu mirada en el rimel
y envidio al rojo de tu lápiz labial.
Se evapora el tiempo para verte linda.
Punta y taco, punta y taco.
En vos todo es baile
y en mí vive la fiesta.

lunes, 19 de julio de 2010

frecuente

Me empeño frecuente en tus curvas.
Mientras el mar ruge su condición bravía,
y el día cierra sus toldos en la garúa.
Todo es escenario rimando con pasión.
Le robo besos a un poema.
Le doy sentido al argumento.
Y entre la llovizna, el protagónico y las olas
me arropa suave tu respiro en las mejillas.

jueves, 15 de julio de 2010

las estrellas que llevan tu nombre

Tu beso provoca el golpe.
Sellan los labios el grito
en la revolución de endorfinas.
Si apenas intento volver a mí
es porque me pierdo en vos.
Se abre una puerta
crédula y creíble
la abro y me encuentro en nosotros.
Entonces ríe todo
a la sombra de las risas.
Todas son ventanas
de posibilidades exactas.
Así se llena el vacío
y se moja el desierto.
En el silencio de frío
brillan perpetuas
las estrellas que llevan tu nombre.

martes, 13 de julio de 2010

bebiéndote

Mientras se llenan las copas de silencio
y desnudo la noche al compás de mi deseo,
vuelvo a tu mirada de soles perpetuos
donde todo pasado fue el mejor futuro.
Nada es tan simple como creer en lo que vendrá.
Entonces bebemos sonrojando a los jardines
y bastará un sorbo para reirnos con los ojos.

domingo, 11 de julio de 2010

irremediable

No quieras curarme
Lo mío es irremediable.
No quieras ordenarme
Cada cuál tiene su caos.
No quieras buscarme
Solemos encontrarnos siempre.
No quieras empezar de nuevo
No empieza lo que no termina.
No me saques peso
Liviano dejo de pensar.
No me acostumbres
No quiero confort
No quieras explicar
Las palabras callan consecuencias.
No quieras renunciar
Bienestar es estar bien.
No dejes de acompañarme
Aunque no sepas a donde llegaremos.
Solo quiero que me quieras
Ni darme la razón me sacaría la locura
de seguir buscando ese mar en tu mirada.

sábado, 10 de julio de 2010

página

Ésta página en blanco demanda. Exige ser más que una hoja. Quiere llenarse de palabras que trasciendan. Quiere que vibre quien las lea. Que nada sea en vano. Quiere ser parte de algo. Dejar marca. Dejar de llorar su vacío. Quiere ser futuro y aborrece ser pasado. Quiere que alguien sueñe con una palabra de aquí extraída. Quiere que un niño le dé su más franco dibujito. Quiere que un pobre corazón la engalane. Quiere ser el certificado de un sacrificio. Quiere que un poeta le dé su magia. Quiere que lean algo de su cuerpo y que conmueva. Quiere cambiar de forma. Quiere salirse del blanco. Quiere colores. Que la pinten. Que la adornen. Que le pongan perfume para ser carta de amor. Que le den valor de una casa que sea hogar. Quiere llevar mensajes que den al menos una sonrisa. Quiere respeto por haber sido árbol. Que se le valore haber sido salvia. Rama. Tronco y hoja. No quiere ser billete. No quiere ser memorando. Ni recibo. Ni factura. No quiere ser resumen de cuentas. No quiere ser pasquín de malas nuevas en un noticiero. No quiere añorar su pasado. Quiere madurar en un sentimiento noble. Quiere que le den al menos algo digno. Prefiere montar en una brisa para convertirla en tormenta. Prefiere ser algo para alguien. Ser un barco de papel. Un avioncito clueco. Un mamarracho que se pegue en la heladera. Exige pero tiene miedo.
Teme ir a la basura y así nunca haber sido algo mejor de lo que fue en el bosque.

jueves, 8 de julio de 2010

Hay

Hay trenes que viajan sin ver el paisaje
Hay personas que no saben que las conoceré
Hay momentos inmensos en la piel que recuerda
Hay extractos de rutina que corroen deseos
Hay maravillas en distintas épocas
Hay sitios de los que nunca me iré
Hay tangos que explican la vida
Hay búsqueda interminable.
Y entre tanto que hay descubro
que la dulzura lleva tu nombre.

martes, 6 de julio de 2010

Fabiano

“No tengas prisa, el tiempo es algo que quedó atrás”. Aute.
Fabiano es un amigo atemporal. En mí vive en el recuerdo permanente. El vive al pie del reloj. La hora que determina los quehaceres. Rara vez cena después de las 10 de la noche y cuando lo hace se pone de malhumor. Ordenado es su apellido. Da la sensación de que nada le ha sucedido desde que lo conocí. Sé que no está igual. Se casó. Tiene una hermosísima hija y una leal compañera de ruta. Un trabajo que cumple con creces. Casa. Auto. Progreso medido en términos económicos. Una perlita del sistema. Tuve la oportunidad de verlo en la costa. Distendido. De vacaciones. Y compartimos una charla acerca del tiempo.
---La verdad es que estamos acá para sobrevivir y tener lo mejor. La mejor mujer, la mejor escuela para la nena, la mejor casa, el mejor status. El tiempo se invierte en eso. Son las 11. Ahora a las 2 vamos a almorzar. A las 3 están los títeres y a las 5 hacemos unos mates…—Aseguraba mientras descifraba mi mirada ida.
Antes de contar lo que contesté, debería hacer una salvedad. Jugué ese juego algunos años. Convencido. Hoy siento que ésta forma de ver la vida no vale tanto la pena.
--- Traé el mate ahora.¿Porqué planificás las ganas?. El tiempo que uno desea no está en los horarios. No está en el “te quiero para siempre”, ¿qué sabés que te va a pasar mañana?. Salvo que hayas leído algo que no se ve. Te creería porque a mí me pasó y me pasa con el destino. Siquiera el tiempo del deseo está en el momento en que te digo ésto. Hoy estamos en una matriz real. Aunque la película sea un hecho virtual. Me parece que crea parámetros de supervivencia. Te aleja de la naturaleza de la emoción. Seguro que si te parás a ver la luna ésta noche no aguantás el frío y la bruma.--- dije riendo.
---y claro…vos sos un tipo más sensible. Si no te conociera creería que estás fumado. A mí eso no me importa.— dijo mientras se bronceaba en la orillita.
Entonces entendí. Es un orden de prioridades pero con bases diferentes. A dónde se habían endurecido sus emociones. Quién se las tragó. Qué lo motivaba. Planteaba supervivencia y yo vivencia. Para mí no había pasado el tiempo porque no veía sus cambios. Nunca los hubiera visto si la perspectiva en mí no cambiaba. El mar se enturbió a marrón en La Lucila, cosa que podría ser normal por la influencia de corrientes del río de la plata, pero, justo en ese momento. Algo que el no vió. Un momento en que cada uno disfruta en otros planos. En otros tiempos de ser. El mar de los amigos que nombra el sentimiento pasado.
En el presente con olas que se sienten por historia.

domingo, 4 de julio de 2010

gracias Diego

Hace algún tiempo que es ídolo. Parece ser que adquirió esa categoría al hacernos emocionar alguna vez y algunas veces. En la gloria y en la derrota. No hay persona más argento que Diego en su rol. Así somos. Corazón desbordado. Mente inextricable. Desafío contraditorio de normas y reglamentos. Diego necesitó su soberbia para salir de la extrema pobreza. Del mate compartido sin nada para comer. De la solidaridad. Del amor.
Aún en la derrota es un grande.

Aquél que se levanta es aún más grande que el que no ha caído.

Siempre voy a bancar a quien se anime. A quien ilusione.
Hay dos formas de ver ésto. La realidad quita la ilusión es una. Vivir la ilusión es otra.

Una vez más.
gracias Diego (10).

viernes, 2 de julio de 2010

trasluz

El fuego cuenta la esencia del madero
en éste invierno de soles adentro.
Tu imagen a trasluz.
El humo del tabaco.
Quiero atrapar el momento
a donde el cuerpo nos lleve.
Cuando tus labios funden mis te quiero.
Cuando las manos resbalan al refugio.
De todo lo que hemos brindado
Creyendo tanto.
Creyendo siempre.

tristeza nao tem fin

"La soberbia tiene cara de derrota."
Gaugin

No sé con exactitud responder a mi gozo.
ya eliminado Brasil, no me interesa cómo le vaya a la selección.

domingo, 27 de junio de 2010

enfoque

Me gusta conversar con la mirada
Con quien tiene un corcel galopando dentro.
Como cuando somos niños de gestos.
Como cuando el café es excusa cómplice.
Donde el silencio gana hablando.
Donde ganar implica sentir todo.

Me gusta quien elige otras rutas
Quien se ensucia disfrutando.
Quien se arregla con poco.
Tiene mucho el que procura buscar
que la vida sea aventura.

Siempre viene un nuevo enfoque
que se libra en mí.

Y me gusta que todo cambie.

jueves, 24 de junio de 2010

pintadas

"Al que trabaja no le queda tiempo para hacer plata".
(Montevideo)

"Vive la vida intensamente".
(Pinamar)

"El bicentenario es la fiesta de la burquesía".
(Ostende)

"Pintar paredes está prohibido. No me leas. Soy prohibído."
(Mar del Plata)

"No hay límites. Nunca los ha habido"
(Bariloche)

"Cien días de trabajo ni equivalen a uno de malabar"
(Dina Huapi)

"Nacer pobre es un delito"
(Neuquén)

martes, 22 de junio de 2010

cuestiones recordables

Me siguen los recuerdos. Me hablan. Me hacen mirarme al espejo y se enojan al verme distinto. Se instalan en la memoria y condicionan. Son caprichosos, aparecen cuando quieren. Traen risas o lloros. Alguien me dijo alguna vez que somos nuestro pasado y que las vivencias condicionan el presente. Todas las terapias trabajan desde ese lugar. Casi sistemáticamente. Para mí son alterables. Porque cambian de color si los traigo de otra forma. Si los guardo en otro lugar. Si les doy otra dimensión. Uno no cambia, cambia la forma en que ve los momentos del pasado en el presente. El ángulo que cambia la perspectiva. Ese cristal que a veces está claro, otras veces empañado, otras opaco, otras verde, otras rojos, otras introspectivos. Los recuerdos aparecen sin pedir permiso y se hacen presente. Nadie vive de recuerdos pero nadie deja de hacerlo. Las crisis remiten a los recuerdos. Los hacen latentes. Los hacen un refugio en donde no se evoluciona. Todo lo demás crece mientras atan a quedarse quieto. Los traen canciones, lugares, vestidos, películas, frases, momentos deja vú, olores, comidas, reuniones, objetos. El recuerdo es el apego. La carga empírica. No importa dónde y cómo estémos. Recordamos siempre. Me llama la atención que recordable en inglés sea grabable. Obviamente están grabados. Mejor sería que fueran grabables. Que cambien de textura. Que no censuren. Que no paralicen cuando vengan. Que sumen para que seamos mejor. Para que no se alojen en la advertencia y el alerta . Para que nos saquen una risa y un sentir vivido. Siempre se trae arena de otros mares. Necesitamos que sean nuestros aliados. Que al traerlos nos ayuden. Que sean base. Puerto seguro. Que nos den energía. Creo que eso se logra amigándonos con lo que fuimos y con lo que no nos gustó tanto en cosas o personas. Suelo apostar al futuro. Al fin y al cabo, vivimos de equivocaciones.
Recordémoslo.

lunes, 21 de junio de 2010

maestro rural

Hay una quimera que seguir.
Varias meriendas compartidas.
Una mueca de satisfecho
y ganas de construir alborotos.
Lagañas y euforia
en soles encerrados.
Nada depende del estilo.
La risa de la escarcha
en el árbol de los frutos.
El dar tiene nombre
y se hace todos los días.
El mundo es simple
dentro del maestro.

Tal como fuimos hechos
Tal como lo soñamos.

En memoria de Haroldo Conti, maestro rural.

Nació en Chacabuco, Provincia de Buenos Aires el 25 de mayo de 1925. Fue maestro rural, actor, director teatral aficionado, seminarista, empresario de transportes, piloto civil, profesor de filosofía. Estuvo tambien vinculado a la actividad cinematográfica como guionista, y en calidad de tal trabajó en “La muerte de Sebastián Arache”, un film de Nicolas Sarquis.
Su novela “Alrededor de la jaula” recibió en 1966 el premio del concurso hispanoamericano convocado por la Universidad de Veracruz, y fue más tarde llevada al cine por Sergio Renán con el nombre de “Crecer de golpe” . Recibió también el Premio de la Casa de las Américas por “Mascaró, el cazador americano “, el premio de la revista Life , Fabril Editora y el municipal de la Ciudad de Buenos Aires.
Su obra narrativa, nutrida en sus tan disímiles experiencias, posee una rara densidad descriptiva que por momentos se torna casi lírica, y un manejo poco usual del mundo de los afectos simples, que elude todo sentimentalismo fácil.
Haroldo Conti fue secuestrado en la madrugada del 5 de mayo de 1976 por una brigada del Batallón 601 de Inteligencia del Ejército Argentino, en la calle Fitz Roy 1205 del barrio de Palermo, Capital Federal. Desde entonces continúa desaparecido.
Fue visto por última vez en el Centro Clandestino de detención “El Vesubio”.

sábado, 19 de junio de 2010

varias formas de decir te quieros

Venir al devenir,
Volver a envolver,
Brasear un abrazo,
Atreverse a ver,
Renombrar los nombres,
Degustar el gusto,
Considerar reconsiderar
Entrar adentro,
Formar la transformación,
Mutar inmutado,
Decir lo indecible,
Saber saberse,
Mejorar lo mejor,
Reiniciar el inicio,
Determinar terminar,
Iniciar el reinicio...

Varias formas de decir te quieros.

domingo, 13 de junio de 2010

alguna vez sitié al deseo

Las bocas fumaban vapores
y esperábamos al olvido de pie.
Estoicos como torres de verdades.
Me distraía en todo lo que no atrae
mientras bullían sonrojos y silencios.
Me arrimé a la vereda del sol
sólo por escuchar a mis años.
Ahí donde todo cruje,
donde la capa es imperceptible
Me ví golpeando la puerta
de tu momento.
Jugando otra vez
el juego de las sombras
con miradas linternas.
Nada es tan cierto como esa certeza.
Alguna vez sitié al deseo
y fui fiesta interminable.
Y fue entonces
cuando la noche amaneció
tendiendo un puente
con chispas enlazadas.

sábado, 12 de junio de 2010

cena

“... era tan sensible que desde que estaba en el vientre de mi bisabuela lloraba y lloraba hasta cuando ésta picaba cebolla...”
Tita de "Como agua para chocolate" de Laura Esquivel.

En la cocina todo es cocción.
Se deshacen mis dedos de amianto
en la sutileza de sazonar.
Tu mirada a fuego lento
matiza el deseo sin bordes.
Nos acorrala el sabor.
Todo sabe mejor cuando es compartido.
Mientras condimento la ensalada de ansiedades
ríen las bocas entre la salvia y el tomillo.

No sabía que también cenaríamos.

viernes, 11 de junio de 2010

el espejo del callejón sin salida

“El tiempo sólo cura la soberbia cuando ya es tarde orgullo”.
Del coleccionistadesoles de “El lado oscuro de la sombra”.



Me fui queriendo quedarme
Ausente con aviso.
Intenté incendiarlo todo.
Detuve sístoles y diástoles.
Tapé la boca a los vientos
y los oídos al suspiro.
Perdí brújulas en el mar
y no me gusté nada perdiéndolas.
Escondí poemas a las lunas
y sólo menguaban de tanta pena.
Se cerró mi cajón.
En el sepelio lloré más que nadie
junto a mis rutinas seguras.
Y cuando creí después
de un tiempo sin tiempo
que todo se había esfumado
entre naufragios y olvidos.
Me ví sólo.
En aquél segundo incendiario
otorgué la espalda al espejo del callejón sin salida.
Entonces supe que había algo más poderoso
que el amor,
y eso fue mi cobardía.

jueves, 10 de junio de 2010

jonimun

Aparecés desnuda
vestida para matar.
El cielo se abre en ternura
y el verbo yace en la boca.
Varias prendas vuelan
Inmuídas de deseo.
Imantados antes
Imantados después.

domingo, 6 de junio de 2010

No quiero saber

Mi cama huele a menta
a refugio de amor.
La casa se ilumina
de estrellas.
Una foto kirlian
Un fuego de San Telmo
Una raíz de corcheas
Un whisky delator
Aroma a tabaco
Risas cómplices
y un encuentro fiel.
No quiero saber
si ésto es mentira.
Despiértenme sólo
cuando venga la rutina.

sábado, 5 de junio de 2010

huelga de olas

“Suele suceder que pasada tanta plenitud el vacío aturde”
Georgina Sinclair.


Comenzó la huelga de olas
en el mar compartido.
El frío constante
en los pies calzados.
La peste de insomnio
y el sueño asesino.
Las miradas de ojeras
y nada que dar.
La bronca me lleva
a mi peor versión.
A pasar el invierno
de tu partida
en la prisión perpetua
del recuerdo.

viernes, 4 de junio de 2010

churrinche

Duele el olor del bosque en tu ausencia.
Juegan las dudas con el churrinche.
Se echan a volar alto.
Algún día que vendrá en sol
Con la mirada envuelta en luz,
Enredada de jazmines y canela,
pagarás con risas mi rescate.
Con tinto y piel brindaré
todo tu brillo por lo que vendrá.
No hay medida justa
en el halo que dejás a tu paso.
Soy culpable de perderme.
Es la sentencia por amarte.



*El churrinche es un pájaro en extinción. Por acá se lo ve poco. Dice la leyenda indígena que un cacique llegó a la orilla del río herido por los colonizadores. Sus flechas de urunday y lanzas de madera curada no le sirvieron para defenderse. Un colonizador lo asfixió con sus propias boleadoras de roca mora. En ese instante se arrancó el corazón que se transformó en churrinche.
El pájaro que no canta por no llorar.

jueves, 3 de junio de 2010

elementos

"Sabio es aquél que sabe que no sabe y procura saber"
Sócrates.


Quisiera ser el aire que se refugia en tu boca
Quisiera ser el agua que limpie tus heridas
Quisiera ser la tierra que pises en el cielo
Quisiera ser el fuego siempre.

miércoles, 2 de junio de 2010

aparatito

---Acá no podés estacionar flaquito.---
---Esperá…a ver…(reviso mi mochila y enciendo el aparatito).---
--- Acá está reservado para el intendente.---
---Explicame.¿ El intendente tiene reservado éste lugar?. Estamos a tres cuadras de la intendencia.---
---El viene a tomar café todos los días a las 11.---
---Me parece que estamos en la época feudal. Si estaciono acá es porque no hay carteles que indiquen lo contrario.---
---Mirá. Te voy a levantar el cuatriciclo. Pagás el acarreo. Se lo explicás al juez de faltas o hacés una solicitada. A mí no me importa. Me encanta joderle la vida a los demás…---
---Woww…toda una declaración de autoridad. No hay problema. Tengo un ratito antes de la reunión. Voy al juzgado a que el juez escuche nuestra interesante conversación.---
---…---
---¿ No te dije que te estaba grabando ,no?---

(Caso real. Patéticamente real.)

martes, 1 de junio de 2010

secretos nunca contados

Es suficiente estar a veces
Necesario estar siempre
A veces en el sueño recurrente
Siempre en las ganas reiteradas
Amar en tiempos de cólera
no implica condiciones.
Atravieso secretos nunca contados.
y cuando el recuerdo intima con mi rostro
se despierta mi cuerpo en tu sombra.

Estoy a veces en tus costados
y siempre caminando a tu lado.

lunes, 31 de mayo de 2010

póker

Sueño que me besás.
No te asustes si me río.
Reirse solo acompasa
el frío de las noches.
Y revelar mi sentir
me paga el viaje directo
al infierno sin escalas.
Sueño que recordás
lo que nos hizo perpetuos.
Ahora el destino juega póker
con el futuro deseado
y le gana.
Cuando la ausencia tiene presencia
en el paso de las noches.
Pago el peaje con sueños
para llegar a la mañana.
Es simple
Se lleva todo
menos aquél beso.

domingo, 30 de mayo de 2010

carta del rey

"Quien no asume un riesgo nunca ganará una partida."
Paul Keres, gran maestro de ajedrez.
El rey negro escribió una misiva a todas las piezas.
“Prefiero perder un alfil a un peón. Muchos me llamaran loco. Siempre me llaman así cuando no coinciden con lo que pienso. El coraje tiene su precio y su razón de ser. Los peones pueden coronarse. Los alfiles viajan en diagonal, y de ese modo, así se muestran. Comedidos y ventajeros. Me voy para que mis nobles caballos que nunca he montado me hagan galopar a los mares de la luna. La reina, mi reina, que se mueve para defenderme… la libero de sus compromisos. No es justo que si caigo se acabe el juego y si ella cae sólo pueda acompañarla hasta sus últimas jugadas. Sólo acompañarla. Ella decidirá si ahora acompaña ésta elección. Tendrá que verme sin investiduras y tomarse su tiempo. Me voy porque no hay amor en éste tablero. Cuelgo la corona en la caja de piezas viejas. Este juego es sólo la estrategia de la ilusión de no equivocarse. Seré cobarde, seré iluso, pero creo que nadie puede disfrutar de una estrategia sin amor… elijo un juego en donde no reinar.”
Las piezas quedaron atónitas cuando la torre leyó la carta. En aquél instante de rareza los relojes cronómetros se pararon por todo lo que la pena les marcó. Aquél día fue decretado el día del jaque mate. Las piezas se buscaron entre miradas cruzadas. Mientras el rey se hacía quijote reunió a un peón soñador y a un caballo negro. Eligió sus compañeros de viaje. Todas las demás piezas volvieron pausadamente al juego que conocían. Sabía que eso sucedería.
Al tiempo, el rey fue peón de un mundo invertido y fue el que quiso ser.
Entonces, en un nuevo tablero bajo la luz de la luna se lo vió sonriente galopar sus caballos negros repitiendo la frase de Mijail Thal...
"Hay dos clases de sacrificios; los correctos y los míos."

sábado, 29 de mayo de 2010

ni me la nombres.

---Vení a la hora que quieras vos eh…---
--- Recién llego y me retás. Te tengo que recordar que ya no tengo mujer que me recuerde eso…---
---Es verdad, cuando estabas con Marina. Siempre llegabas puntual. Lo que pasaba era que ella era puntual.---
---Uhhh…ahí está. Ni me la nombres. Esa mina me limó la cabeza. Me alejó de todo lo que me gustaba. Viste como son al principio, se enamoran de todo lo que después te van a criticar.---
--- Bueno, ya que llegaste tarde compensalo y pagame el café.---
---Mirá desde que volví de Brasil soy otro.¿No me ves mejor?. Me olvidé de la vida apesadumbrada del matrimonio y me entregué al disfrutar mejor de todo. Todavía tengo que ir a buscar mis ojos que los dejé impregnado en todos los culos de Ipanema.---
--- Me alegro que estés mejor. Estás bronceado, bien vestido. Te hizo bien che…---
---Estaba dejado. Me hizo bien separarme.---
---Si…bueno. No sé. Marina te dejó a vos. Si no te planteaba nada estarías con ella.---
---Otra vez. Ni me la nombres. No quería tener hijos. Yo moría por ser padre. No quería ir conmigo a lo de mi vieja. Viste como es mi vieja. Se la puso atravesada. Ni los amigos míos le caían bien y sin embargo la quería...---
---Bueno. Te llamé para invitarte a mi casamiento. Mi novia quedó embarazada. Igual, la amo, así que tarde o temprano íbamos a casarnos.---
---No sé que decirte…si estás feliz…te felicito. A mí no me fue muy bien con ese asunto… contame… ¿cómo se llama la agraciada?---
---Mejor no te la nombro.---

viernes, 28 de mayo de 2010

asadito

De vuelta al barrio de mi infancia me tocó comprar el asado para el domingo. Más allá de ser un lugar común, el asado del domingo al mediodía representa todo un acontecimiento familiar y social. Hablé con mi hermano, ducho en la materia por sus fantásticas parrilladas, y me recomendó donde y cómo comprar carne.
--No vayas a la súper. Ahí compran los que están apurados. Andá a lo de Zoroca. Decíle que es para mí porque a vos no te va a reconocer. Te va dar el costado izquierdo del costillar.---dijo con autoridad y le creí.
No sabía que la vaca se recuesta siempre del lado derecho, razón por la cuál la carne se aplasta y es menos tierna. Se dice en las carnicerías que el costado izquierdo es para exportación. Por tratarse de las piezas más blandas y gustosas. Y que sólo los que tienen buen cumplimiento en el pago y son tradicionales e históricos mantienen el privilegio de vender dichos cortes.
Asentí sin más y recorrí un par de cuadras añorando la infancia acompañado de quien fui en esas veredas de hojarascas hasta la carnicería de Zoroca.
El carnicero conocía a todos. Con setenta abriles, que los llevaba bastante bien, el tipo vendía más por lo que hablaba que por lo que realmente ofrecía en productos, arte de todo comerciante minorista.
Llegué a la carnicería. Un tipo se iba y había una señora que peinaba algunas canas y yo.
Salude como si los conociera y esperé.
---¿ Qué vas a llevar flaquito?---inquirío Zoroca.
---Asado para ocho personas. De buen comer. Quería un costillar. Lado izquierdo si tenés. Algunos chorizos y morcilla.---
---Vos…vos…¿sos el hijo de Alicita. La gallega?.--- preguntó.
---Si…de acá la vuelta.---
---Pero, mirá como todo vuelve. ¿Cómo andás pibe?... tantos años. Tu hermano seguro que te mandó por acá. Mirá que sorpresa… Todavía me acuerdo cuando me golpeabas la persiana con la pelota y me despertabas de la siesta. Nunca te decía nada. Hasta que un día salí…---
--Si…y nos cortaste la pelota…y nos mostraste el cuchillo más grande que tenías…---
Dije por lo bajo casi sonriendo.
---Si, me acuerdo. También me acuerdo que andabas con mi nena. Como lloraba cuando la dejaste…--- balbuceó mientras preparaba las achuras.
---bue…cosas de chicos. No tenía ni quince.--- me defendí esgrimando inocencia.
---Bueno, esas cosas les pasan a los grandes también. Pero me acuerdo que la hiciste sufrir.---
A esa altura confieso que temí una represalia. Un movimiento de matis religiosa. Un zarpazo de Zoroca sin preaviso. Mientras cortaba el costillar quirúrgicamente quise cambiar el tema rotundamente.
---Contame.¿ A vos por qué te llaman Zoroca?.—pregunté.
---Ahh… desde pibe. Es carozo al revés. Es por la nuez de la garganta que me sobresale. Yo no sé. Debe ser porque las cosas me quedan atragantadas y como soy calentón me cuesta superarlas.---
Pagué. Mandé saludos para toda su familia y me fui con el asadito bajo el brazo celebrando que conociera a toda mi familia.
Sigiloso como un gato que acababa de perder una vida.

miércoles, 26 de mayo de 2010

Buenos Aires

Necesito que apagues la luz
Algunos ruidos.
Pará los trenes y los bondis.
Quiero que te relajes.
Que vengas hasta el café
de la mano de amigos,
de tangos y de risas.
Dejá que te caigan las hojas
y que doren tu cuerpo.
Enjuagate la cara.
Desvestite.
No seas impaciente
Amarte lleva tiempo.

domingo, 23 de mayo de 2010

doscientos años

"¿Qué vislumbran tus ojos?
¿Qué lejanía te aparta?
¿Qué luz vulnera esa imagen?
¿Qué aporta ese mar al que miras cuando miras?
¿Qué le piensas?"

de Juncal.




Doscientos años
De nombres traídos
De sueños diezmados
De libertad condicional
Mi patria es la memoria.
Ríe y sangra mis días.
El silencio cómplice
en el grito aunado.
Soy de un pueblo sin paz
que euforiza la trama
y que pena el desenlace.
La historia mide las espinas
que se dejaron inertes
en la espalda de lo justo.
Aún le clavan poder con saña
a los vuelos más libres.

Mi política siempre se instalará
en la necesidad urgente de la equidad.

http://www.youtube.com/watch?v=8VEkV88CDUc&feature=related

sábado, 22 de mayo de 2010

progreso

"Siembra deseos y cosecharás logros".
coleccionistadesoles.
La traza de la autopista estaba definida. Roberto era el ingeniero encargado de la empresa constructora que demolería las casas para construirla. La historia suele hacer eso. Pasar por encima de los sueños de algunas personas para diseñar nuevos futuros. Los vecinos se habían congregado. La oferta era buena. Les daban unos pesos más por sus propiedades y les reubicaban en otros barrios periféricos. Casas recién armadas para la ocasión. Algunos estaban de acuerdo. Habría cambio de escenario. Tala de árboles y derrumbe de la vecindad. Roberto era padre de familia, buen esposo, comprensivo y racional. Se entretejía un dilema ético. Su abuelo, que rozaba los noventa, vivía en una de aquellas casas y resistía el desalojo formal. Roberto fue a verlo.
--Abuelo, te quedan pocos años, vivilos lo mejor posible—
-- Mirá tito, estuve treinta años viviendo en ésta casa. Con tu abuela trabajamos desde el alba para hacerla. Repartía leche y sembraba el suelo del terrenito, para que no faltaran las verduras, tu abuela pintaba soldaditos de plomo y a los cincuenta ya ni veía. Vimos crecer a tu padre y sus hermanas, los vimos hacerse, de a poco, eso te lo enseñó tu padre…el valor de las cosas está en el esfuerzo por conseguirlas…treinta años construyendo un hogar y me querés encerrar en una casita de paredes blancas y prolijas…---
--Si... si... pero no podés detenerte en el pasado—
--¿De qué pasado me hablás Robertito?. Esto es mi presente…mi pasado fue sobrevivir a la guerra por defender algo que no era mío.---

Un diario denunció irregularidades en el proyecto. Las coimas habían beneficiado a pocos en la licitación. Se suspendió todo y se fue al papeleo judicial. Ahí, la paradoja deseada.
A los vecinos les salvó la corrupción denunciada del despojo de sus sueños. Algunos pocos como el abuelo compraron algunos años más de risas.

viernes, 21 de mayo de 2010

shhhh

Apartáte un poquito
Dejáme estar cerquita.
Esperáme que pliego el rostro
y lo guardo en la mesita de luz.
Acá tenés unas perchas
guardá los problemas en el placard.
Busquemos las piezas del sentir.
No te pido nada a cambio.
Shhhhhh…
Deja que fluya el aire en susurros,
respiremos intercambiando bocas
y cerremos el mundo por reformas...

Vengo a amarte siempre.
porque a veces es todo lo demás.

miércoles, 19 de mayo de 2010

apagar el mundo

Apagamos el mundo. Le dijimos que volveríamos en un ratito y nos fuimos a un mirador secreto. Un sitio que ni los que viven cerca conocen. Es una terraza hecha por alguien que soñó esa vista. La descubrí buscando otro lugar, y así es como se encuentra el lugar adecuado. El mirador invita a quedarse un buen tiempo de cuerpo quieto y mente móvil. Se me ocurrió hacer algo diferente con mis tres peques. No tanto mp4, ni televisión que estupidiza, ni planes de salidas a horario. Les propuse parar sólo unos minutos para descubrir algo. La consigna era ver desde otro lugar. Era de noche y el frío mandaba a guardarse. Contaba la noche que la parada no era para pocos. El silencio nos mantuvo suspendidos en el aire. Al subir al mirador hablamos exhalando vapores de las bocas.
---Parémonos acá un minuto---dije.
---¿Para qué?--- me preguntó Santino.
---Para descubrir algún secreto que nos pueda contar el cielo--- le afirmé.
---Pa, es de noche. A ésta hora el cielo está durmiendo.---me aclaró sonriendo.
---Seguro que con el frío que hace la noche se va a tapar con las nubes hasta la cabeza--- agregó Chulo.
--- ¡¡Ay!! Qué románticos. Mañana estamos todos resfriados--- sentenció Renata.
La luna estaba serena. Estrellas preciosas brillaban como nunca sus alhajas. Nos quedamos petrificados mirando ese regalo encontrado. Deseé que todo se quedara quieto por siempre en sus sonrisas. El cielo guiñó su ojo compinche. El firmamento siempre estuvo despierto al lado de ellos. Una estrella fugaz salió de las entrañas de la noche e iluminó todo.
A decir verdad, fueron varias estrellas fugaces. La del cielo por un instante y la de sus inocentes corazones para siempre en el mío.

martes, 18 de mayo de 2010

gamut

El azul quiso ser verde
Se enamoró con amor.
amando
El gris se mezcló con el rojo
Y se quedó en Bordó a vivir
viviendo
El negro se fue a Amarillo
se enredó en tu pelo para andar
andando
El naranja se hizo fruta
se perdió en tu paladar
saboreando
El cian, el magenta y el cadmio
Renombraron los primarios del gamut
El blanco reveló su luz
Silenciando
Juegan los colores
a tu alrededor
No sabía que…
Al pasar por tu cristal,
Yo sería todo tu arco iris.

domingo, 16 de mayo de 2010

diario

Cuando me arrastra el infierno del sinsabor.
Nos veo impacientes viviendo entre semáforos.
Entre ruidos al ritmo de las noticias
que nada nuevo cuentan.
Entre olores pérfidos
que ya no perfuman.
Entre miradas esquivas
que esquivan miradas.
Entre bocas cerradas
que diciendo ojeras callan el día.
Entre manos inquietas
que tocan más cosas que personas.
Veo amores de confort salando la piel.
En éste zoológico de animales sueltos y gente atada.
En ésta encrucijada de almas
perdidas en el revés del mundo.
Aparecés.
Me convidás ternura en café.
Entonces ya no compito con palabras tácticas.
Y una caricia a tu pelo tiene valor.
El valor de un que linda te ves.
Mientras la trama se enriquece en luz verde
es suficiente propuesta el beso a tu suavidad
que revuelve el viento en mi espalda
y le hace alas.

viernes, 14 de mayo de 2010

El juego de la risa

Puedo llevarte conmigo
Al sitio en donde todo no espera.
A pasear por donde nunca debimos partir.
Donde las sombras son amigas
y la inocencia siempre tardía.
A jugar de nuevo el juego de la risa.
Y cuando el cielo se abra en mitades,
y sucumban mis pies en las nubes,
y redoblen las apuestas por lo perdido.
Dame la mano
No voy a ser yo quien la suelte.

jueves, 13 de mayo de 2010

conectado

Esto es un espejo de la necesidad
Un rayo cegador en la mesita de luz
Un cajón abierto a la posibilidad de recordar
Un no me olvides que se acordó de ser flor
Dedos de miel untando la boca del destino
El padre de las risas y el huérfano del apego.
Pasa el tiempo y todo pasa
y siempre nos queda tiempo.
Aún sigo las migas de pan
y bebo el café de tus signos.
Sigo encontrándote en el desvelo.
Mientras el deseo esté conectado,
todo el afuera está
fuera del área de cobertura.

miércoles, 12 de mayo de 2010

a donde miro cuando miro

Enrique Ochoterena, exquisito pintor español, viajero incansable de ciudades y almas. Me dedicó ésta acuarela. Jamás me ví retratado y le agradezco el homenaje en su blog y en su vida por ser un amigo artista e inagotable.
gracias Enrique.

A donde miro cuando miro
A la silla donde te esperé en la estación del deseo
A los zoquetes que perdí debajo de tu cama
A la risa cómplice delante de otros
A los planes bordados con amor
Asi, soy quien fui.
A donde miro cuando miro
Al arte de noches en desvelo
A la sorpresa en el alma reincidente
A un retrato que le juega al destino
Asi, soy quien será.
y hoy solo miro cuando miro
Todo el mar que sala justo mis costados.

martes, 11 de mayo de 2010

inevitable

El disparo certero al corazón.
No hay dudas ni pretextos.
Voy por la vida habiéndote encontrado
Fluyo en tu tormenta y tormento.
Y cuando la luz se escapa de tus contornos,
retorno al sur de mis pensamientos.
Es inevitable quererte.
Mientras en el fondo del mar yacen
los recuerdos lerdos en partir.
Seguramente será
que las olas te traen en su montura.

domingo, 9 de mayo de 2010

El miedo

Creo que está definido que ser lo que uno quiera ser no es una carrera, es un destino. Vivimos en un mundo donde las vocaciones terminan agobiando. Lo que servía en un tiempo no lo es en otro. La rutina agobia. Cambiamos el rumbo para generar algo distinto. El devenir no se puede cuantificar pero si calificar. Queremos que sea la mejor vida la vida vivida. La rutina repite, juzga, discrimina, clasifica, condena, introduce conceptos de rebaño. Tal vez, esto debería decirlo de otro modo. El coraje genera valor. El valor genera una nueva codificación. Por secuencia de silogismo, se llega al nuevo código a través del coraje. La consigna siempre es la autorrealización pero el que no arriesga no gana. No hay apuesta segura, porque nada es seguro. Ni lo seguro. Toda afirmación tiene una excepción, claro.
En éste caso sería que seguro es lo que uno lleva de sí mismo. A pesar de que el miedo corroe el deseo y crea un espejismo ordenado.
.
.
.
.
Tuvo miedo. Guardó los sueños en el cajón por un ratito indefinido. Alguna vez se lo halló culpable de vivir soñando. Alquiló mujeres luego de perecer en los abrazos partidos. La parábola eterna del amor. Miedo. Crispado en recuerdos de quien nunca quiso ser. Carlos corrió hasta el ascensor por el pasillo oscuro pero bajó por la escalera. Bajaba las escaleras con el hilo de Ariadna a sus espaldas. El eco retumbaba sus pasos. Séptimo piso. Golpeaban otras puertas otras vivencias. Llanto de niños, su llanto. Sexto piso. El portero había baldeado con lavandinas el suelo. Olía una ácida pulcritud. Se aceleraba junto al respirar. Quinto piso. El timer de la luz dejo de contar. Se hizo noche. Se afianzó en los bordes de la baranda lazarilla con sus ciegos pasitos. Cuarto piso. Eludió las preguntas de vecinas que percibían el tema de la semana. Mientras callaban al verlo, se reiniciaban en su charla bajando el tono de la voz. Tercer piso. Alguien había fritado el almuerzo. Recordó las torrejas de su abuela. Segundo piso. A dos pasos de la salida. Paró. Se posó en el marco del descanso. Bostezó su dolor de cabeza. Se miró a través de un tragaluz . Respiró profundamente. Primer piso. La escalera comenzó a iluminarse por los vidrios del palier. Se cortó el timer nuevamente (el conteo de su nueva-mente). Planta baja. Llegó casi corriendo al espejo. Se miró fijamente. No se vió. Reconoció que otros nombres vivían en él. Tuvo miedo.
Llegó al subsuelo y no quiso salir de ahí hasta que regresara ella sin el miedo.

sábado, 8 de mayo de 2010

Luz de mar.




Ella y yo saliendo del mundo nos hallamos en la playa. No sentimos el frío y eso que las sombras se escapaban de los cuerpos. A pesar que la humedad esquiva empezaba una bruma y la bruma un efecto de escenario de humo. La escena era esperar la luna llena sobre el mar. Olí los conjuros marineros y la soledad infinita. El marco de un beso y la nostalgia del amor. Ví sus ojos perdidos en el horizonte de acá nomás y los míos por ahí cerquita. Escuché el bramido rítmico de las olas y la risa tardía de los pescadores haciendo carnadas. El secreto revelado duraría para siempre tanto como el destino en mantenerme vivo.
En aquella tarde que nos venía sorprendiendo con noche supe de la magia. O al menos creí saber eso.

---Mirá brilla el agua…---dije

---Y sí, habrá resplandor de luna llena…--- respondió fumando vapor en sus manos rosas.

---Mirá bien… ya está eso. Ahí en la rompiente brilla una fosforescencia o fluorescencia…no sé bien como se dice--- añadí.

---¿Crees que es magia?---preguntó irónica.

---Si,si… claro…es magia---aseguré.

---Son noctilucas.---concluyó.

---Uhhh…bueno, qué lástima. Era mejor no saber eso.---pensé.

viernes, 7 de mayo de 2010

Mami

Tres mil versiones diferentes de aquella musa la convirtieron en ícono. La legendaria banda de Liverpool nunca quiso incorporar al tema en su repertorio. A fuerza de lindura "Yesterday" abrió su paso. Paul cedió ante la presión de la productora para grabarla. El sello le impuso compartir la creación bajo el binomio Lennon- Mc Cartney como condición. Entonces, aquella melodía derivada de un sueño que tuvo Paul en casa de su ex-novia se convirtió en éxito de canción de amor.

Cuando muchos hemos visto el amor pasional a través de su nostálgicas entonaciones, treinta años después Paul Mc Cartney dijo haberla escrito para su madre.



pro-evocadora

"En la planta de tus pies traes arena de otro mar"
Alejandro Sanz.


Cuando la ola rompe sal en los pilotes
veo la ruina de haber sido quien no fui.
Aquél espejo hace feo a mi narciso
y toda mi fortuna se evapora en la suerte
Después muero en ocasiones para seguir viviendo
y tu estaca en el corazón devora mi deseo
Cuando a punto de llegar no te alcanzo
provocadora o pro-evocadora
me provocás…
me llamás.
y no sé porqué cuando me acerco,
bajás la mirada.


del coleccionistadesoles,

jueves, 6 de mayo de 2010

paso a paso

Vamos a elegirnos
Midamos los pasos de la ilusión
así tendemos una estrategia para andar.
A veces vamos espalda contra espalda.
A veces giramos para vernos en el fuego.
Cuando aparecen todos
los nombres que llevamos dentro
busco mojarme los pies en tus colores
y reís de mis torpezas cotidianas.
Concluyo que
No hay decretos para enamorar
y solo somos aprendices reiterativos
con las ganas por bandera.

miércoles, 5 de mayo de 2010

Amanece

Amanecé conmigo en el secreto
de la piel siempre joven.
Mucho de lo poco.
Entre el desayuno de rutinas
y tostadas de abuela,
untémos ese aroma a miel.
hablémos poco y riámos mucho.
Es el conjuro para entrar
en el mundo de ahí afuera.
que no nos espera.
que no nos desea tanto.
Mientras entibio el alma
con ese café de tus ojos
me alcanza el reloj
con los bolsillos llenos a tu noche.
Entonces voy solo acompañado.

martes, 4 de mayo de 2010

paradojas II

Los soldados bolivianos vitorean “hasta la victoria siempre” palabras del líder revolucionario Che Guevara fusilado años atrás por el mismo ejército.
Hitler ejecutó el exterminio de casi ocho millones de judíos y vivía y dormía con Eva Braun que era judía.
Al dueño griego de una línea deportiva de calzados no le dejaron patentar la marca como Victory . Se sacó las ganas y le puso Nike que es victoria en griego.
La bagatella “Para Elisa” de Beethoven debió llamarse “Para Teresa”, pues en ella fue inspirada tal obra y el mensajero, joven pretendiente de la hermana, se la entregó a Elisa como carta de amor.
Einstein, que temía a los caballos, publicó en los tiempos que trabajaba en la oficina de patentes de Berna un escrito que se llamaba “Como sería cabalgar en la luz”.
Lacan que desarrolló la lingüística del inconciente en su ensayo de los estadios del espejo, no tenía espejos en su casa.
Freddy Mercury, líder del rock pop de los ’80, de niño adoraba la música hindú y a la cantante Lata Mangeshkar. Le había escrito una carta a los diez años contándole su admiración. Ella, jamás le respondió. Años después Lata le pidió una entrevista luego de un concierto en la gira por la india. El le mostró en aquella ocasión una copia de aquella carta.

domingo, 2 de mayo de 2010

nadie

Seré un nadie para algunos
y así seguiré errante.
Frente a ese espejo vacío
y en clara-mente
seré alguien alguna vez.
No importará ser bueno
sino dar sano.
No importará el color que lleve
sino el que se traiga.
No importará que venga
sino que permanezca.
Entre nadies para que sean alguienes,
buscaré en mi nadie ser lo que siento.

sábado, 1 de mayo de 2010

vestido

Huelo al último hasta pronto.
A la risa que lo puede todo.
Al simple encuentro de la piel.
A tu saliva curándome en la noche.
A ese recorrido reiterativo
de los sentidos sentidos.
Ahí, la plenitud
Vivo sin morir.
Y cuando me refleja el espejo
me doy cuenta que
sigo vestido de vos.

viernes, 30 de abril de 2010

carta al remitente

A mi estimado otro yo;

Quisiera agradecerle sus consejos. Ante todo valoro que no se haya ido en un momento de zozobra, usted es mi parte serena y creativa y francamente necesito su apoyo. ¿Qué le puedo contar que ya no sepa?. Tiene razón en casi todo. Lo del casi tiene que ver con que algo me conoce. Soy el que comete errores y se descuida. Vive a veces sobreviviendo. Traza puentes inalcanzables y metas imposibles. No se olvide que sueño. Siempre sueño. Que quiero volar o pisar en el aire que casi es lo mismo pero no es igual. Que no soy pluscuamperfecto. Que siempre hay caminos que nos llevan a viajes distintos de los planeados. Ya sé, suena a justificación, y bien sabe que no me gusta justificar. Así que le aclaro, por si me olvido, que tener razón no significa ser feliz. Trato de comprender y eso es mucho más de lo que se cree. Aunque se oculte lo más preciado en lo más precioso. Aunque no den ganas de nada no me olvido que las risas tienden arcos iris. Las ganas envuelven lo cotidiano y lo transforman hacia lo inolvidable. Que hay romances a la vera de la luna y de los otros. Los lunáticos, ¿vió?. No lo olvido.
En fin, pase lo que pase usted siempre está.
Llenando el espacio siendo.
Eso ya es mucho de lo poco.

Nos veremos pronto, tal vez en un rato, que es el tiempo que durará nuestra existencia y alguna vez seremos uno en el mismo destino.

Le dejo un fuerte abrazo,


PD: Todavía no entiendo porqué no lo tuteo. Será que no le tengo tanta confianza o que no quiero perderle el respeto.
O ambas cosas.

hermanos

Diego se acercó cuando casi todos se habían ido. Entró al lugar que olía a sudor y caras tristes. Se acercó pidiendo permiso y se sentó en la banca. Algunos le saludaron mientras Gabriel estallaba su rostro contra la ducha de agua caliente. La cabeza y el corazón le detonaban un llanto bajo el agua. Las gotas de calor y pena se mezclaban. Nadie se percató de eso. Diego, desde el otro lado del juego, desde la victoria digna, le esperó paciente.
Gabriel salió envuelto en un toallón un largo tiempo después. No hubo palabras inmediatas. El vestuario era un santo sepulcro. La imagen del abrazo sabía a entierro y tristeza.
--Vení boludo vení.—le dijo Diego.
-- No me rompas las bolas.—contestó Gabriel.
Dicen que así se encontraron los hermanos Milito luego de que el Inter eliminara al Barça de la copa.
Cuando todos se van la nota del corazón permanece. Como en los perfumes, la nota de color se evapora y queda fija la de esencia. Así se encontraron en la competencia y el alma.
Así los hermanos son lo que siempre son.

jueves, 29 de abril de 2010

Cambio

“No me considero el mejor estratega, pero si el más audaz. Tsu nu, solía decir que quien no cambia perece. Cuando leí esas palabras, quedaron impregnadas en mi memoria y entendí la verdadera materia prima del cambio. La acción. Me sobra coraje para enfrentar los cambios. Y eso que si hay algo que realmente atemoriza es precisamente eso; cambiar. Uno cambia de amigos, de novia, de auto, de casa incluso a alguna mejor, y ese salto de rutina hacia lo desconocido, descoloca, enfrenta a nuevos vecinos, formas de saludarse, nuevo escenario, nuevos actores. La vida en sí es un cambio. Una página en blanco y luego llena de palabras. Creo que vale ésta analogía para explicarme. Es como estar frente a una pileta, y cambiar de estado, de estar seco a estar mojado. Algunos se zambullirán de cabeza, otros preguntarán antes si esta fría o esta linda (¿ linda el agua?), otros bajaran suavemente por la escalerita, y otros caerán dando doble mortal en el aire. Por supuesto que, estarán como siempre los que verán desde sus reposeras la secuencia con recelo y quedaran absortos y acalorados. El cambio supone una actitud, la cuestión previa, y una acción, la que determine que hacer para adaptarse a la nueva situación. Alguna vez leí, el cambio supone inevitablemente dos miedos, a la perdida, sobre lo que se tiene, y al fracaso, sobre lo que vendrá. Cambiar no debería asustarnos por más que arriesguemos y apostemos sobre eso. Lo real es que cambiar a tiempo es acompañar la dinámica de la vida en su mejor expresión. Tendemos a que las situaciones estén en donde queremos que estén. Todo cambia, y lo único permanente es eso. Se teme a lo que genera cambio, tal vez eso sea la prisión que no libera lo mejor que tenemos para dar. Soy de los que se tiran a la pileta de cabeza cuando la situación amerita, de los que arriesgan por llegar a conectar con personas que se entregan, por visualizar el deseo como arma para aceptar el devenir. ¿Sonó complicado? Estimados; así soy. Entonces, retomando del lapsus, la vida paradójica y caprichosa es como la vemos y no como realmente creemos que es. El cambio es inoportuno, repentino en necesidad, y esa necesidad está subrayada para sentirse mejor. Si consideramos que estar quieto o inmóvil es estar en movimiento de todos modos, todo se acomoda, con la fuerza del deseo necesaria hacia donde seamos mejores personas. Sólo nos resta entender que para cambiar no hagan falta recetas mágicas o polvos de estrellas. Reinventarse, es adaptarse a l cambio constante. Siendo centro y periferia, aceptando el protagónico y el de reparto.
Eso precisamente, reinventarse con coraje, es el cambio...”


*Parte de un discurso que pronuncié allí por el 2005, muerto de miedo ante un auditorio colmado de miradas que esperaban recetas mágicas y conjuros para enfrentar la crisis en la fundación de una cía de seguros multinacional cuyo nombre no puedo revelar.

martes, 27 de abril de 2010

chat

En un Chat con mi amiga Flavia sobre su nik.
Surgió lo que no se dice y se es.El nik era el siguiente;

“You can always get what you want.
But if you try sometimes,
you might find get what you need”.

En argento básico es algo así:
Siempre podés obtener lo que querés, pero si tratás algunas veces, podrías obtener lo que necesitás.

fabio dice:
esta bien tu nik de hoy....igual prefiero la primera parte...
de caprichoso que soy nomás.
flavia ferradas dice:
claaaaroooo jajajajaja
es que cuando uno se pone........ tiene q salir la puta madre!
jajaja
fabio dice:
salir de puta madre o salir la puta madre??
dejá de hacerte la mami de todos...
flavia ferradas dice:
la puta madre
fabio dice:
jajajajajajaja
ta bien mami.

lunes, 26 de abril de 2010

fútbol

“Como se juega, se vive”
Dante Zabatarelli, periodista deportivo.



Prefiero putear a maldecir.
No suelo maldecir.
Se juega al fútbol como se vive.
La costumbre derrota convicciones
y no me acostumbro a la costumbre.
La vida se muestra para ser vivida
y en ese andar diario,
Sabemos de corruptos.
y de gente sin voz
que habla callando.
De desilusiones,
y de ilusiones nuevas.
De niños que no ríen,
y de viejos muriendo en la risa.
De lo que mata sin sentido
el color que llevamos dentro.
De lo que nos renace.
Está en toda la cancha.
Está en nosotros mismos.
Puteo y no maldigo
algo que queda pequeño
frente a todo eso.
Ahora desde la platea,
putéo al árbitro por mi expulsión
y maldigo la picardía
de aquél actor
que jugó de delantero.

domingo, 25 de abril de 2010

y/o

“Ella no te necesita, tiene tu recuerdo que vale más que tú”
Alejandro Casona.


Envuelto en papel de diarios
Llegué colmado de rutina.
Hecho un capullo.
Era la necesidad lo que generaba
cuando latían circunstancias.
Me cosí los dedos y la boca
con la comisura de tus labios
y ahí escuché el adiós.
Tragué la sal y algunas voces
seguían callando diciéndolo todo.
Los pasos que caminé descalzo
se medían desde la cama a tu recuerdo.
Tal vez alguna noche despierte
creyendo que todo lo soñé
y/o que ha sido mejor
para mí también.

sábado, 24 de abril de 2010

multicolor


Un criptex es un dispositivo de forma cilíndrica creado por Da Vinci para ocultar secretos en su interior. En el interior del criptex se encuentra un papiro el cual esta enrollado en una probeta con vinagre. Esta probeta se rompe con un mecanismo si el criptex se fuerza o recibe un golpe arruinando el papiro. De este modo, solo se podrá acceder al secreto si la clave es la correcta.

Nuestros secretos
eran un criptex descifrable
Los sentidos daban la clave.
Todo lo demás se apagaba
o quedaba fuera del área de cobertura.
Los secretos se guardaban en cuatro enigmas.
El primero era azul.
Traía los silencios del mar
y en olas al futuro.
El segundo rojo
se encajaba en el recuerdo de la piel joven
y en las formas del tiempo.
El tercero violeta
era la fragancia que se olería por siempre
y en cada distancia.
Era el cuarto multicolor…
aquél en que el cielo dejó de ser raso
y que brilló todo adentro nuestro.

viernes, 23 de abril de 2010

paradoja I

Amar no es comprender.
No se comprende
El deseo de la piel
Los desbordes morales
Las cuentas telefónicas
Las sábanas sucias
Las miradas esquivas
Los besos come-bocas
Los días interminables
Las ganas reiterativas
La risa y la angustia
La suprema intensidad.
No busco que comprendas.
Quiero que me ames.

jueves, 22 de abril de 2010

equipaje

Salir del mundo implica irse.
Como cada uno hago el equipaje.
En la distancia aparecen cercanías
y viajo liviano para llegar a más.
Entonces lleno las valijas
con sueños y quimeras
ilusiones y deseos.
calzoncillos y medias.
Algún abrigo que signifique algo.
Algunas prendas más que abriguen.
Cambiaría todo por tu risa
para viajar siempre acompañado.

miércoles, 21 de abril de 2010

calesita

Saqué un ticket de ida
y detuve al destino en un pensamiento.
Las sábanas gemían tu olor
y junté flores de aquél recuerdo indeleble.
El verbo fue tu miel conjugado en otros tiempos.
Y dí vueltas.
Me oculté en el quehacer que hace.
Que dice lo que oculta
Que se oculta en los silencios
Que viaja al centro del adentro
para ser otro mismo en uno.
Subí a yeguas de madera.
Me ví en otros cuerpos
Otras lunas que platinaron las miradas
Otras miradas que buscaban mi platino
Sentenciado a otra vuelta en el sueño recurrente
Saqué la sortija
Mientras me unía el desvelo de tu abrazo
A media vuelta me bajé.
Ya no había sortijas.
Me bajé del mundo que mareaba
y sólo daba vueltas en un mismo punto.

Vuelvo a la boletería por otro ticket de ida…
ésta vez a una estrella fugaz.

martes, 20 de abril de 2010

fiesta

Alguien ya te regaló la luna.
Alguien te instaló en alguna estrella.
Se llevó tu nombre en la noche
entre velas y pasiones.
Fuiste feliz.
Así vino llegando
la brisa de la vida
en piel y tormenta.
Celebro tu pasado
y aquellos tiempos
desde el lugar de tu risa.
Sólo sé de hoy
cuando cada beso expande
tu saliva curando cicatrices.
Y en mi boca hay una fiesta
que delata timidez.

Ese rayo cegador
cierra mis ojos
y abre el futuro.

lunes, 19 de abril de 2010

copia fiel

“Ojalá que la noche no me lleve los pasos
para volver a mi casa acompañando mi sombra.”
Coleccionistadesoles.


Vivo con precios a pagar
Destino inequívoco.
La culpa es mía.
Las palabras yacen
y aman callando.
No las suelto,
y no se suelta el amor.
Cuando el lodo es lodazal
embarra sueños y quimeras.
Nunca partí de donde no me fuí
Y solo anduve andando.
Pasado tenaz que aparece en futuro
como presente tardío.
Hastío de invierno,
que todo lo repite insomne.
que todo lo reitera con frío.
Entiendo.
He nacido original
Y llevo años de copia fiel.

domingo, 18 de abril de 2010

Un beso de tu boca

Un beso de tu boca
rompe mis silencios.
desnuda laberintos
revoluciona endorfinas
da pavura
desviste estructuras.
devora el tiempo
crea insomnio.

mejor no te beso.

miércoles, 14 de abril de 2010

del viento

Cuando salimos del mundo
a veces soy del viento.
Fluyen en mi boca tus versiones
y lleno las alforjas con palabras.
Así emprendo el viaje.
Viajo liviano casi sin equipaje
sé que llegaré lejos y feliz-mente cerca
Cruzando el umbral de las miradas
con el peaje de mi risa.
Todo concluye en las ganas
reiteradas de estar
y todo es simple sin promesas.

martes, 13 de abril de 2010

Encuentro- paraje del color primario

-- Es que al destino se lo traza todos los días, con cosas que hacemos y con las que no hacemos. Pensar una posibilidad como ésta hubiera sido una locura total----aseguró Gabriel mientras reía al hablar.
---Algo estará queriéndome decir el destino entonces, porque no creo en la casualidad--- sentenció ella al tiempo en que agradecía a quien le había encontrado el documento.
---Quería conversar un poco con vos--- le dijo en tono serio Gabriel.

Sofía tenía carácter fuerte para decidir por el no pero notó el determinismo del caballero del tren. A veces su caparazón se vestía de plumas. Miró a claudio, con un gesto cómplice, y le dijo que se fuera. En un santiamén estaban en el café Tortoni entre recuerdos y vajilla de tango. Las miradas derrochaban riqueza y sonrisas. La confitería era como un santuario de confesiones. Ahí, Gabriel le contó cómo llegó al tren luego de haber estudiado letras en la facultad. Sofía cómo llegó a Buenos Aires después de recorrer tanto verde en su vida. Ahí, juntos, se los veía naturales, como entusiasmados, entre las risas urgentes. Tentados por el juego se olvidaron del reloj. Se hizo tarde la noche y se hizo bien de noche. Gabriel, que vivía en San Telmo, se ofreció a acompañarla. Juntos tomaron un taxi que volaba por las calles. Todo se pasó velozmente y fue hasta fugaz como una estrella. Sofía, le agradeció y él al irse le propuso un nuevo encuentro. Estaban en sintonía. Eso era suficiente por el momento.
Gabriel era un ángel feo. El era mayor que ella. Una diferencia casi imperceptible en la fusión, pero notoria en el documento. Distintas generaciones se encontraban en un sitio inimaginable. Uno frente y al lado del otro. La química que no se explica. La fuerza del deseo que atrae, que corroe las fronteras del límite.
Algo les estaba sucediendo.
Esa inequívoca situación en donde todo fluye sin obstáculos a fuerza de roce.

lunes, 12 de abril de 2010

Quien

Quien me suma.
Quien me arropa y me preserva.
Quien me atiende en lo que necesito.
Quien no esconde el tesoro de jade.
Quien comparte ternura.
Quien merece confianza.
Quien me descubre abrazado a su corazón.
Quien sinergia.
Quien planea pequeños grandes encuentros.
Quien reinventa reiteradamente.
Quien es natural y naturalmente liga.
Quien se apodera de la piel.
Quien rescata.
Quien vuela.
Quien está a mi lado.
Quien no teme que me vaya si vuelvo.
Quien comparte la parte para compartir.
Quien está dispuesta y no disponible.
Quien se hace mejor porque le doy.
Quien respira de la boca.
A quien le duele si te duele.
Quien.
Es simplemente
quien me hace ser mejor persona de lo que soy.

sábado, 10 de abril de 2010

El rayo

Conocí a una persona de habilidad prodigiosa. Hasta ese momento creí que cinco sentidos tenía casi cualquiera. Este talento disponía como engarzado en su espíritu uno más. José, tenía el don de la persuasión. El tipo lograba seducir a cuanta mujer se le cruzara por su vereda. Tenía la carismática destreza de transformarse en el ser amado de cualquier mujer. Así se paseaba por las vidas ajenas con ese don que, a veces se convertía en karma total. Cierto es que trataba de resistirse pero como todo lo que crea costumbre aburre, se aburría. María, padecía del mismo mal (¿o bien?). Podía dejar una estela de miradas incendiadas a su paso. En cuestión de minutos, los hombres sucumbían ante sus encantos de sirena y daban hasta lo que no tenían sin poder zafar de sus encantos. Quedaban impregnados de deseo descontrolado y olor a primaveras. Estaba cansada también de iniciar y de no poder continuar.
Casi sin desearlo, se encontraron. Como imanes que se repelen intentaron en vano una mutua conexión. Esa metamorfosis tan común en otros no tenía resultado positivo entre ellos. Queriendo encontrarse se escapaban. Haciendo casi sin quererlo, probaron besarse. Al acercarse la sensación de alcanzar la satisfacción imaginada, la que revelaría el destino. Entre las bocas brilló un haz de luz que hizo desaparecer el hechizo. El rayo les pulverizó el regalo. Ambos se sintieron liberados, confundidos, atontados, y se alejaron despacio, pie a pie, de espaldas al lugar.
A partir de ese instante se renombraron.
El pasó a llamarse José María y ella María José.
En el aire quedó flotando el deseo de ser amado por alguien que ama a otra persona.

viernes, 9 de abril de 2010

andando

* foto de Berenika.


“Brotan pedazos de las posibilidades que dejo truncas.
La valentía que me piso y me tropiezo como cordones desatados.”
Georgina Sinclair.


Ahí voy andando.
Me suceden las horas
mientras la noche
prende y apaga
la luz en el velador.

A veces se evapora la risa.

Ahí voy andando.
Llevo el cuerpo a todos lados
con las gotas de lluvia
que ruedan por mis costados.

A veces despierta el sueño.

Ahí voy andando.
He sabido que no todo
lo que brilla es oro.
He sabido que eso también
da riqueza saberlo.

sábado, 3 de abril de 2010

ola

"...que la noche se rompiese en tu boca y en mi corazón, no me bastaron para olvidarte".
Juana Macías, "lunaazul."


Estrellas en el alma. Vivir en el otro.
Regalos sin motivo. Cuerpos brillantes. Lenguaje de risas.
Sonrisas en los ojos. Miradas del vuelo.
Ganas sin pausas.
Futuro en los oídos.
Presente sin relojes. Pasado sin tiempos.
Miel en las miradas. Luz en las manos. Piel en las narices. Rojo en las bocas.
Sueños sin miedos. Lunas cómplices. Verde deseo.

Así se vive la ola.

Cuando tu tormenta de besos enciende esos nombres.
Todo es más de un siempre.

miércoles, 31 de marzo de 2010

Milagros

"Creo que si miráramos siempre al cielo, acabaríamos por tener alas."
Flaubert.
Recorriendo la costa lo ví tan sólo como el mundo. Estaba recostado sobre su caña. Era una columna que emergía del suelo. Imaginé que él creía que se trataba de un pararrayos. Estaba un tanto ido en su viaje. Ganaban sus pensamientos el horizonte. Perdía su mirada en los anillos plateados de la caña. La acariciaba como si fuera la espalda de una compañera. Ella lo sostenía y él la incentivaba.
---Esta noche no me falle, eh… mire que estrellado está.--- le decía cómplice.
Me acerqué sigiloso como quien pide permiso para hablar. Me senté a unos metros. Era penumbra. Las formas se diluían con la noche. Entonces le hablé.
--- ¿Hay pique maestro?---Hubo un silencio atroz.
--- Mire… eso, no es lo importante. Vengo acá para estar sólo con mis ilusiones.---
--- Ahá, claro.--- asentí.
--- La verdad, espero que alguna vez pueda pescar algo que me haga digno. No para contarle a los amigos como hacen todos los pescadores. Si lo lograra, ese sería mi secreto. Entretanto, espero...siempre espero.--- armaba su anzuelo hablando en voz baja.
Mientras la noche se tragaba las últimas luces seguimos conversando sin saber porqué.
---Seguramente, alguna vez habrá pescado algo interesante.--- comenté.
--- Nunca pesqué nada interesante. Es que, no quiero peces, quiero sólo ilusiones. Es difícil pescar ilusiones. A veces uno mismo termina siendo la carnada de alguna mujer que lo hace sufrir.--- aseguró al tiempo que recogía su equipo.
Ya se instalaba la noche cuando apareció una linternita desde el muelle. Hacía círculos y barras en el aire. Una vocecita acompañaba el movimiento. Cantando y acompasando se nos acercó rapidamente. Subió de tono la canción y despertó en alboroto a las gaviotas.
---¡Abueloooooooo!. ¡ Vamos que ya está la cena servida !--- gritó en perfecta directiva.
El pescador me guiñó un ojo. Recorrió su línea cuidadosamente. Al enroscarla advertí que los anzuelos estaban sin carnadas. Al darse cuenta de que lo ví, me miró, torció su boca y subió sus cejas.
--- Despídame de doña Milagros si la ve. Claro que si se atreve a proponerle algo se ganará un enemigo.--- me confió tomándole la manito a su nieta.
Milagros hacía unos años atrás había salido a nadar sin volver a la costa. Un miércoles de mayo se había llevado sus sueños al mar. El arrojaba la línea durante todos los jueves. Así, creía sentirse más cerca de la ilusión de rescatarla y de volver el tiempo atrás.

martes, 30 de marzo de 2010

tormenta


Caía la tarde en los médanos y el viento se acercó sin permiso. A decir verdad, nunca pide permiso por éstas comarcas. Recogí algunas compañías que suelen estar conmigo cuando la paso bien. Termo, reposera y algunos cigarrillos. El clima de a poco cambiaba el paisaje. Azules y negros mientras todo volaba con la arena. Ví la transformación. Aquél viento se hizo vendaval. Algunas pocas almas dejaban la playa zigzagueando de la tormenta y no me quise ir. Me quedé sabiendo que todo pasaría. Me hice un bollito con la remera y dejé que la arena castigara mi piel con fuerza de caos. A ello le sucedió la lluvia. No alcancé a reír que ya estaba empapado. Ni envolví las cosas que ya estaba en el mar. Estaba sólo casi loco. El mar con la lluvia. Esa sensación de exquisita libertad era un bien mayor. De golpe cuando asomó el sol sentí la renovación. Un sol tan intenso como los recuerdos con sol.
Ahí nos vimos.
Mi sombra y yo nuevamente haciendo las paces.