sábado, 17 de marzo de 2012

sábado

Creyó que debía ir a buscarla,
es que del balcón sólo caían risas
y además era sábado.
Creyó en todo lo que le provocaba
es que su mejor camisa saltó sobre él para vestirlo
y además era sábado.
Creyó que el tiempo se detuvo en aquél te espero,
es que después de tres años se animó a llamarla
y además era sábado.
Creyó que era momento de regalarle una rosa violeta.
es que rosas violetas no existen pensó y despertó.
porque además era lunes.

4 comentarios:

  1. Los sábados suelen ser días de lo posible..., ¿no?. Buen texto, me gustó mucho. Saludos.

    Me atrevo a dejarte un enlace.

    http://conletrapropia.blogspot.com.ar/2011/09/sabado.html

    ResponderEliminar
  2. Quizás los sábados son engañosos.
    Y los lunes tienen ese gusto a lo real, a lo importante, a lo que se eligió y nos protege... Los lunes también son lindo.

    Un abrazo Sereno.

    ResponderEliminar
  3. serà que los lunes florecen las fantasìas de los que los sábados saben que las rosas violetas no existen, si no se las sueña.

    ResponderEliminar
  4. es que su mejor camisa saltó sobre él para vestirlo
    BACAN!

    ResponderEliminar

cuentame tus luces