jueves, 21 de mayo de 2009

Paisaje

Este lago que mueve al viento
Y es espejo,
funde el cielo interno.
Esta montaña que hiela abismos
Y es pared,
limita el escape.
Este álamo que resiste climas
Y es estandarte,
insiste en seguir.
Esta gente que encierra soledades
Y son nombres,
callan lo escencial.
Todos miran a diario el paisaje
Buscando que el afuera
Sea
el adentro.

.

8 comentarios:

  1. Mirar ese paisaje es mirarse desde adentro , mirar con los sentidos
    Bellisimo
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Menudo paisaje mágico han creado tus palabras!

    Un beso de agua y tierra!

    ResponderEliminar
  3. Espejo de mí, espejo de vos, espejo de todos...
    "que el afuera/ sea/ el adentro"...hermosos versos, poderoso significado!

    Mil besos!

    ResponderEliminar
  4. Lindos versos! A veces la montaña también invita al desafío! ¡¿Qué podremos ver desde la cima? ¿Qué habrá del otro lado?
    Puntos de vista...
    Un abrazo
    PD: Mi últmo posteo también tiene agua, agua de un arroyo y piedras, permanentes y majestuosas como esas montañas. Espero me visites...

    ResponderEliminar
  5. Precioso paisaje y precioso poema, como todo lo que escribes.
    Un placer leerte, como siempre.
    Besitos desde Sweet&Sour,

    *Lisa*

    ResponderEliminar
  6. Muy cierto es, amigo Sereno, que entre nosotros y el paisaje hay una interacción curiosa y especial, y es que padecemos la influencia de los días y sus características, pero tampoco podemos evitar contemplar lo que nos rodea a través del filtro de la emoción que nos predomine en ese día. Y sí, creo que es por ello que, con frecuencia, buscamos que la fuerza del afuera natural, mágico y contemplado sea la que nos habite dentro, en el intento de seguir adelante.
    Abrazos con hermosas vistas al "interior" ;)...

    ResponderEliminar
  7. por qué la gente encierra soledades? deberían liberarlas e invitarlas a tomar café no?

    ResponderEliminar
  8. Por la noche refleja las estrellas y la luna que ilumina la hermosura de tu interior, que timidez dejas que se refleje con tus palabras. Desde aquí acaricio el adentro, me pongo a volar bordeando las estrellas y acabo acunandome en la luna hasta caer en un profundo sueño.

    Gracias por tus versos, son maravillosos. uff me dejas sin palabras, teniendo que pensar mucho lo que te quiero transmitir.

    ResponderEliminar

cuentame tus luces