sábado, 14 de noviembre de 2009

Respiro


Se rompen las cáscaras
Crecen las yemas entre los dedos
Y se hacen ternura

Se crispan las luces
Nacen los cielos en la ventana
Y se hacen ojos

Se fugan del pinar
Las fragancias que caen de la noche
Y se hacen narices

Tocan, miran, huelen

Al llegar el habla,
Todo calla.
Todo tiene sentido
en el sinsentido.

Nunca hay límites,
Nunca los ha habido.


12 comentarios:

  1. Nunca hay límites,
    Nunca los ha habido.

    Es realmente precioso, te felicito me ha llegado al corazón
    Feliz fin de semana
    Un besito Rosa

    ResponderEliminar
  2. La ternura toque mágico.
    Muy lindo, Fa.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Ante yemas de ternura, ojos de cielos y narices de fragancias de pinos ¿quién podría poner límites? Es que el suyo es un poema consentido.
    Muy lindo, Sereno
    Besos
    Cris

    ResponderEliminar
  4. y es tan bello el resultado de estas transformaciones.. como tus palabras... (:

    Saludos !!!

    ResponderEliminar
  5. LO MARAVILLOSO DE AMOR ES QUENO HAY NINGUN LIMITE....Abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Todo tiene sentido en el sinsentido. Y es completamente lógico, aunque a simple vista no lo parezca.
    Seguiré pasando.
    Ciao.

    ResponderEliminar
  7. Bello versar, bello sentir, maravillosa obra un deleite a los sentidos y la mirada que hoy pasea por aquí.
    Un cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Es una línea continua que tan sólo reanima nuestras sensaciones.
    Vivir el tacto,vivir su imágen, su aroma ... y al alba, su voz.
    ¿Qué mejor sentido que el despertar de los sentidos ?

    ResponderEliminar
  9. Que profundo...
    al llegar el habla, todo calla.
    me encanto

    ResponderEliminar
  10. Se llega a tu blog,
    se leen tus versos,
    el alma se inflama,
    de deleite,
    en aromas de jazmín inmerso,
    que no cabe otra cosa
    que leer con embeleso
    cuanto en tus líneas escribes
    señor de la palabra
    amo del verbo,
    que con ellos nos regalas
    en cada entrada tu reino.

    Un abrazo enorme, Fabio,
    y perdoná la ausencia,
    no estaba en mi mano.

    Enrique.

    ResponderEliminar
  11. Apasionada metamorfosis...

    Besos casi sin respiración!

    ResponderEliminar
  12. Que bonito
    es tan tierno, tan delicado
    que te hace sentir ligero
    Muy impresionada^^

    ResponderEliminar

cuentame tus luces