martes, 1 de diciembre de 2009

alumno


Tu boca ríe arco iris
y lo más mío despierta.
Se acurruca en tus costados alados
y vuela sin tiempo ni espacio.
Es éter en todos los escenarios
y vivo embriagado por el sabor
adolescente sin edad.
Tus secretos compartidos
son una guarida de íntima escuela.

Soy el más aplicado de los alumnos
y también el más revoltoso.



12 comentarios:

  1. Soy el más aplicado de los alumnos
    y también el más revoltoso.
    Quizás la razón este en el éter, la energía del elemento.
    Gracias por compartir este excelente poema.

    Cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Qué divertido descubrirte revoltoso!!! un beso grande, Mr. Sereno.
    Me gustó.
    LADY JONES

    ResponderEliminar
  3. El más aplicado de los alumnos y el más revoltoso, dentro de esa escuela de piel y esencia,en la que los verbos se transforman en besos y los sustantivos en caricias, aprender a recorrer tu magia, es lo que induce a ser el alumno más aplicado de esta clase...

    Creativo y bellísimo poema, en el que las imágenes hablan por si solas..

    Un placer visitarte, cariños a tu alma

    ResponderEliminar
  4. Ser revoltoso le da un condimento especial a ese escenario donde no importa el tiempo sino el sabor con gusto a entrega y encuentro.

    Besos de colores, Fa.

    ResponderEliminar
  5. Jiji
    Aparece el adjetivo " revoltoso " y la clase entra en efervescencia .
    Con lo más tuyo despierto, y la adolescencia de montera, no cabe ninguna duda. El derecho al puesto de honor ha sido ganado por meritos propios.
    Llegarás lejos.
    :-)
    beso,

    ResponderEliminar
  6. Paco, y si... gracias.

    otro para vos,

    Lady, así es...por suerte.
    besos,

    Monica que fresco el comentario,
    gracias y beso,

    Cecy, ahi vienen y cuando llegan húmedos con la luz se hacen arcoiris,
    gracias,

    Miralunas, y porqué no me creerías?
    ya sé...no hago cosas normales.

    besos amiga,

    Juncal, estaría bueno no saber hacia donde se va, pero siempre tener ganas de seguir andando.

    gracias por el comentario,
    beso,

    ResponderEliminar
  7. COmo en un susurro, pero con la firmeza de las alas al despegar, el alumno deja en claro sus intenciones... me pregunto yo... que clase de maestra le enseña y aprende??

    bellisimo poema

    ResponderEliminar
  8. Que bueno ser revoltoso para nunca aburrirse de nada, para siempre estar aprendiendo de lo que acontece cada mañana, para pasar tardes de invierno pegadito a la ventana, esperando que pase quien nos tiene prendida el alma.


    Un enorme abrazo, Fabio.

    Enrique.

    ResponderEliminar
  9. No lo dudo Sereno! tenés pasta de buen alumno, lo cual se logra siendo buen maestro también.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Revoltoso... Indagador, insatisfecho. Cuerpo pizarra, manos pincél. Alumno profesora, profesor alumna.
    Dejar ser... Y aprender, sin dejar de ser... el mejor alumno, y más revoltoso.

    ResponderEliminar
  11. Rola, las más escenciales verdades las he escuchado de bocas que no hablan tan bien y besan mejor.

    beso,

    Enrique, acordate que me tenes que enviar una pintura para que construya, como salga, alguna historia. Se viene el intercambio de emociones.

    abrazo amigo,

    Maguita, se nota que me querés. yo también.

    beso,

    Tincho, que bueno tu paseo por el blog. Así es.
    Se es médico antes de recibirse de doctor, no?

    abrazo,

    ResponderEliminar

cuentame tus luces