domingo, 28 de febrero de 2010

agenda



Debo amar intensamente. Pagar la cuota de alimentos. Lidiar con mi ex sus pretensiones. Visitar a mis hijos a su antojo. Arreglar el auto. Conseguir que el mundo se ampare de mí y frene un poquito. Pagar las cuentas de teléfono que cada vez las entiendo menos. Reclamar la plata prestada. Pagar las culpas del bienestar. Vivir de pie en un universo volado. Volar entre tanta gente de pie. Colgar de una nube a mis clientes. Decir la verdad entre mentirosos. Sonreir entre amargos del corazón. No mirar tanta tele. No prejuzgar apariencias. Visitar a mis amigos más seguido. Sentir el viento en la cara. Alimentarme sano. Tomar más agua. Fumar menos. Aprender un buen “jaque mate”. Jugar al fútbol sin hablar tanto. Llegar temprano al trabajo sin excusas. Tomar vinos caros. Responder sin reaccionar. Reaccionar solucionando. Soñar. Terminar “La conjura de los necios”. Publicar “El color primario”. Viajar. Dormir en tus brazos. Leer en la camita. Escribir mejor. Terminar los proyectos inacabables…. Tocar mejor la guitarra… mirarme en los ojos de quien me quiere… luchar por mis deseos…
Me recuerdo todo porque casi siempre me olvido de mí por ser agenda de horarios que, vaya paradoja, siempre conducen al mismo sitio.

9 comentarios:

  1. hay una cosa que aprendí viviendo y bebiendo: los vinos caros no siempre son vinos buenos!
    por lo demás, es la brisa de la vida, compadre!

    besojos

    ResponderEliminar
  2. Muchos y buenos propósitos. Creo que lo que mas feliz nos hace es disfrutar de las cosas sencillas, y sin mas complicaciones.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Hermosísima agenda:)) me apunto varias cosas! La mayoría:)) feliz semana:)

    ResponderEliminar
  4. A mi pensamiento - Miralunas -
    La brisa de la vida.

    :)

    ResponderEliminar
  5. Mr! recuerda también no dejar de sonreír entre tanto, jo! hoy me deja tocada tu texto porque ha sido como un descubrimiento en muchos aspectos...
    Un beso inmenso, muchas sonrisas y muchos despertadores pequeñitos, con canciones de músicos y guitarras acústicas que te despierten para decirte, es la hora de tu vida, de cuidarte, quererte, mirarte y decirte... la luz de mi faro, brilla por mí.
    (hoy sí que te dejo emociones...)
    pd. en el fútbol, como en el basket, los que hablamos, lo hacemos también para descargar... ;) (y porque hay cada árbitro...)

    ResponderEliminar
  6. yo no me olvido de ésto que leí, alguna vez,en otra dimensión, tal vez...

    un beso*

    ResponderEliminar
  7. Querido Fabio, he vuelto hace nada de Andalucía , de unas jornadas de pintura con mis amigos andaluces y me encuentro con este bello escrito, bello por cuanto me hace entender que es un volcado de tu íntimo yo. Es un decálogo de tu íntimo ser, es un desnudo interior de un amigo a quien admiro y quiero, hace tiempo, desde que te descubrió.
    Bendito el día en que conocí tu blog, gracias por ser como eres, por derramarte en letras y verbo como lo haces, gracias , sobretodo, por contarme entre tus amigos, no merezco tal fortuna, ésa que emana de cuanto escribes.

    Un enorme abrazo,

    Enrique.

    ResponderEliminar

cuentame tus luces