domingo, 11 de julio de 2010

irremediable

No quieras curarme
Lo mío es irremediable.
No quieras ordenarme
Cada cuál tiene su caos.
No quieras buscarme
Solemos encontrarnos siempre.
No quieras empezar de nuevo
No empieza lo que no termina.
No me saques peso
Liviano dejo de pensar.
No me acostumbres
No quiero confort
No quieras explicar
Las palabras callan consecuencias.
No quieras renunciar
Bienestar es estar bien.
No dejes de acompañarme
Aunque no sepas a donde llegaremos.
Solo quiero que me quieras
Ni darme la razón me sacaría la locura
de seguir buscando ese mar en tu mirada.

8 comentarios:

  1. Bonito,Mr, muy bonito.
    Me ha gustado eso de que cada uno tiene su caos.
    LADY JONES

    ResponderEliminar
  2. Magnífico, Fabio, magnífico, cada nuevo post es un deleite para el alma y un descanso para las penas. Permíteme que te deje un ensayo mío, que no creo te lo haya antes ofrecido.Con humildad,

    AHORA QUE TE HAS IDO………….

    "Mis pies cosidos a tu sombra,
    respirando tu aliento mientras te sigo,
    que no quiero que te pierdas,
    ya he sufrido mucho en otros caminos.

    Sueño cada noche con estar contigo,
    ahogo la almohada en un vano intento,
    de extraerle tu alma,
    algo debió quedar prendido,
    en aquellas noches
    en que te tuve conmigo.

    Sueño,y sueño que estoy soñando,
    que estás a mi lado,conmigo,
    que siento la calidez de tu piel,
    tu bello cuerpo estremecerse todo él,
    mientras te voy besando
    centímetro a centímetro
    y rezo para no despertar,
    quiero seguir soñando,
    quiero llegar a pensar
    que en realidad estás conmigo,
    que nunca te fuiste un amanecer,
    dejándome dormido,
    para encontrar el placer,
    que no el amor,
    en otro cuerpo que no es el mío.

    Siguen mis pies cosidos a tu sombra,
    sigo incansable tu camino...quizá un día vuelvas
    y yo estaré preparado para volver a quererte,
    para enseñarte lo que te has perdido."

    UN FUERTE ABRAZO,

    ENRIQUE.

    ResponderEliminar
  3. Que riqueza poética, no, es más que eso, que riqueza de gente que tenés Sereno, esa de hacerme parir emoción che!

    Estercita

    ResponderEliminar
  4. Si no tienes remedio
    pero en tu caos la encuentras,
    Si no quieres cura
    pero necesitas su compañía,
    Si ni la razón te apetece
    pero quieres que te quieran...
    Bucea y sigue buscando
    que ese mar,siempre te espera.

    Comentario II

    beso II,

    ResponderEliminar
  5. Siempre me gusta este Sereno, por que aun y a pesar de todo, parece no resignarse y permanece en esa busqueda del mar en las miradas.
    Bendito quien la encuentra!

    Cariñoso abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Final romántico! Chan... y si, es así de simple, todos sólo queremos que nos quieran... ¿Alguna día se inventará una escuela de enseñar a amar y dejarse amar? Besos!

    ResponderEliminar
  7. Y quién de ti se enamore, por qué querría cambiarte luego?? :D Es un sinsentido que los humanos hacemos... intentar cambiar a aquella persona que nos enamoró en un principio... Si tan fascinante nos pareció que hasta nos enamoró, ¿por qué cambiarla? Ainsss... :D

    Me encantó espejito!! Un abrazo desde España (campeona del mundo jajajaja :P)

    ResponderEliminar
  8. Uy Sereno, muy bueno... me sorprendió el final con el pedido de que lo quieran... Precía que venía marcando distancias y de repente... chan! el azúcar a punto caramelo. Un abrazo. Pablo Franko

    ResponderEliminar

cuentame tus luces