lunes, 30 de agosto de 2010

patria

Hay cosas que me llevan a mi casa
el olor a la hierba mojada
las tostadas de mi abuela
el color de las azaleas
la risa de mi viejo
el cómplice acuerdo con mis hermanos
mis amigos cómplices sin acuerdo
el viento en la cara
Toda mi niñez sonora.
Mi patria es mi infancia
toma mi corazón y me lleva.

7 comentarios:

  1. De momento pensé en la casa del casamiento, del matrimonio, del nido con la pareja..., y veo que la casa u hogar del que hablas es el nido de tu niñez, tu infancia, tu juventud, tu madurez, tu vejez, tu todo..., tu tierra, tu patria.

    Recuerdos, vivencias, que no se olvidan.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. La pequeña patria... Y tan grande. Buenísimo.

    Jeve.

    ResponderEliminar
  3. No lo había pensado de esa manera... dicen que uno siempre quiere volver a su patria, no?

    Besos abrazados y gracias, usted sabe!

    ResponderEliminar
  4. El lugar es circunstancial,
    el recuerdo es lo esencial.
    Y pobre del que repudie o reniegue
    de esa patria que vió nacer
    al adulto que la vida nos hizo ser.
    Bendita infancia y todo lo que representa.

    beso,

    ResponderEliminar
  5. Qué linda infancia! Te ha regalado los acordes para que inventes el mundo que quieras.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. ¡...Es tan fácil ser patrota así...!

    Ya de vuelta de mis vacaciones, seguiré leyendo estas delicias tuyas, como siempre. Un beso!!

    ResponderEliminar
  7. El país de la niñez y todo lo que ello representa suele ser el refugio de quienes conocieron el calor de hogar a una edad temprana. Bendito sea.

    ResponderEliminar

cuentame tus luces