viernes, 27 de agosto de 2010

prudente

Alguien me vió las alas replegadas
se acercó al mundo que era mío
y me dijo que nada era mío o suyo o de aquél.
Mientras clareaba el paisaje en la tormenta
comencé a buscar encontrando
y le despedí en silencio prudente.
Ví, sentí y escurrí al tiempo
Olí, gusté y doblé el espacio.

Pues aún no encontré siquiera esas alas.

6 comentarios:

  1. a veces uno deja las alas en el cuartito del fondo, por descreìdo.
    busquelas ahi!


    saludos, farero!

    ResponderEliminar
  2. Las alas las encontraste
    cuando se avivaron tus sentidos,

    ví, olí, gusté
    sentí, escurrí
    doblé...

    te beso,

    (gracias por volver a mirarme)

    ResponderEliminar
  3. Me alegra que te guste :) un libro especial.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  4. Ha sido como mirar a través de un caleidoscopio, algo mágico y electrizante.

    Saludos... desde un faro en mitad del mar

    Mar

    ResponderEliminar
  5. Las encontrarás y el despliegue será alucinante como tus palabras al vuelo.

    Bso.

    ResponderEliminar
  6. Lunes...

    paso por tu blog
    para mirarte.

    Besos.

    ResponderEliminar

cuentame tus luces