miércoles, 2 de junio de 2010

aparatito

---Acá no podés estacionar flaquito.---
---Esperá…a ver…(reviso mi mochila y enciendo el aparatito).---
--- Acá está reservado para el intendente.---
---Explicame.¿ El intendente tiene reservado éste lugar?. Estamos a tres cuadras de la intendencia.---
---El viene a tomar café todos los días a las 11.---
---Me parece que estamos en la época feudal. Si estaciono acá es porque no hay carteles que indiquen lo contrario.---
---Mirá. Te voy a levantar el cuatriciclo. Pagás el acarreo. Se lo explicás al juez de faltas o hacés una solicitada. A mí no me importa. Me encanta joderle la vida a los demás…---
---Woww…toda una declaración de autoridad. No hay problema. Tengo un ratito antes de la reunión. Voy al juzgado a que el juez escuche nuestra interesante conversación.---
---…---
---¿ No te dije que te estaba grabando ,no?---

(Caso real. Patéticamente real.)

5 comentarios:

  1. Y es que 'esas' realidades abundan en estos 'tiempos'...
    Aunque la mente primitiva nos ha condenado a cadena perpetua.

    (además de la grabación, lo hubiera flasheado o capturado en una instantánea) je!

    besos

    nuiT.·*

    ResponderEliminar
  2. jajaja! A usted le encanta joderle la vida a los demás!
    Me lleva una vuelta en el cuatriciclo? O se lo acarrearon?
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Qué bien viene tener un grabador a mano....!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Usos y costumbres de esta època, tener un aparatito en mano. Que contradicción no? Digo por que el intendente todavía anda a caballo!

    Abrazo Sereno en hiperproducción!

    ResponderEliminar
  5. mmmmmmbrrrrrr...........desde ahora no voy a animar a hablar nada con ustè!

    saludos

    ResponderEliminar

cuentame tus luces