domingo, 6 de junio de 2010

No quiero saber

Mi cama huele a menta
a refugio de amor.
La casa se ilumina
de estrellas.
Una foto kirlian
Un fuego de San Telmo
Una raíz de corcheas
Un whisky delator
Aroma a tabaco
Risas cómplices
y un encuentro fiel.
No quiero saber
si ésto es mentira.
Despiértenme sólo
cuando venga la rutina.

11 comentarios:

  1. Me ha dejado intrigada con el fuego de San Telmo ¿meteoros ígneos en su casa? ¿tormentas eléctricas en su mar? ¿también enloqueció la brújula?
    No quiero saber...
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. la rutina te despertará,estate tranqui

    my bonito poema
    besos*

    ResponderEliminar
  3. Y el durmiente del bosque abrió los ojos cuando al final del cuento el hábito sonó a complicidad.
    Despertó con la música de la costumbre a menta, a luz a fuegos y esencias.
    Repeticiones fieles reinventando rutinas nuevas.
    beso,

    ResponderEliminar
  4. Uy! pero como entendemos de estas cosas! Cuantas veces uno no quiere desperatar, saber! Si lo sabrà Ursula.

    ResponderEliminar
  5. Una cama que huele a menta
    a refugio de amor
    ...
    un encuentro fiel.

    (¡...!)

    ¿Que más se puede pedir?

    Ese encuentro de amor
    es la consumación
    de todo lo que somos
    y deseamos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Si la vida es una ilusión, un sueño...
    por qué crees que han de despertarte?


    -me encantó cómo se ilumina la casa- :)

    besos

    nuiT.·*

    ResponderEliminar
  7. bonito poema.
    La vida es un sueño, la espera de un sueño..

    ResponderEliminar
  8. "Risas cómplices
    y un encuentro fiel". Preciosa y precisa frase, llena de calidez y ternura.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. "Depósito de lágrimas es la almohada,
    reposo de amorosos sueños,
    descanso tras una dura jornada,
    apoyo de quimeras en forma de recuerdos,
    simple elemento complementario de la cama,
    pero cuántas historias podrían contar,
    si ellas dispusieran del don del habla..."

    Un muy fuerte abrazo, amigo Fabio.

    Enrique.

    ResponderEliminar
  10. Que poema mas bonito!! la ultima frase lo enmarca, si señor.

    ResponderEliminar

cuentame tus luces