lunes, 21 de junio de 2010

maestro rural

Hay una quimera que seguir.
Varias meriendas compartidas.
Una mueca de satisfecho
y ganas de construir alborotos.
Lagañas y euforia
en soles encerrados.
Nada depende del estilo.
La risa de la escarcha
en el árbol de los frutos.
El dar tiene nombre
y se hace todos los días.
El mundo es simple
dentro del maestro.

Tal como fuimos hechos
Tal como lo soñamos.

En memoria de Haroldo Conti, maestro rural.

Nació en Chacabuco, Provincia de Buenos Aires el 25 de mayo de 1925. Fue maestro rural, actor, director teatral aficionado, seminarista, empresario de transportes, piloto civil, profesor de filosofía. Estuvo tambien vinculado a la actividad cinematográfica como guionista, y en calidad de tal trabajó en “La muerte de Sebastián Arache”, un film de Nicolas Sarquis.
Su novela “Alrededor de la jaula” recibió en 1966 el premio del concurso hispanoamericano convocado por la Universidad de Veracruz, y fue más tarde llevada al cine por Sergio Renán con el nombre de “Crecer de golpe” . Recibió también el Premio de la Casa de las Américas por “Mascaró, el cazador americano “, el premio de la revista Life , Fabril Editora y el municipal de la Ciudad de Buenos Aires.
Su obra narrativa, nutrida en sus tan disímiles experiencias, posee una rara densidad descriptiva que por momentos se torna casi lírica, y un manejo poco usual del mundo de los afectos simples, que elude todo sentimentalismo fácil.
Haroldo Conti fue secuestrado en la madrugada del 5 de mayo de 1976 por una brigada del Batallón 601 de Inteligencia del Ejército Argentino, en la calle Fitz Roy 1205 del barrio de Palermo, Capital Federal. Desde entonces continúa desaparecido.
Fue visto por última vez en el Centro Clandestino de detención “El Vesubio”.

3 comentarios:

  1. Qué horror que pase algo así! Hay personas que no saben serlo! Gracias por difundirlo:)

    ResponderEliminar
  2. Generalmente los que piensan y dan su vida al prójimo, no son bien vistos, por los ojos de los que tienen grandes intereses, y muchas veces terminan asi.
    Una tarea sumamente noble la de los maestros rurales.
    Excelente difusión, primera vez acá y me gusta, seguiré leyendo.
    Beso.

    ResponderEliminar
  3. Conti. Está vivo en su palabra dicha. Quizás lo único que no pudieron arrancarle.

    ResponderEliminar

cuentame tus luces