miércoles, 14 de octubre de 2009

La lectura

Somos adolescentes sin edad.
El tiempo se escurre entre las ganas
que drogan, que embriagan, que mojan
Entonces naufrago voraz en tus curvas
Río en el mundo que vale la pena
y es ahí cuando mi mano escribe
la mejor versión del deseo.
Y la leo…y la leo…y la leo…

12 comentarios:

  1. Veo que octubre lleno de pasión tus palabras, sereno de los faros.

    Y en ellas, en tus palabras da gusto perderse.

    Un besitoooo.

    ResponderEliminar
  2. Precioso poema, donde uno siempre puede soñar que no tenemos edad y que el tiempo no transcurre, y es esa pasión la que nunca debemos perder.

    Por cierto, ¿quién es la guapa? No me ha quedado claro tu comentario en mi blog.

    Saludos desde La ventana de los sueños.

    ResponderEliminar
  3. Ana gracias,
    beso.

    Anabel, la guapa es la madre de Oscar, del libro que has comentado, supuse que si no levantaba el aviso de la web, seguiría en venta.
    beso,

    ResponderEliminar
  4. El mejor tiempo, el que trascurre sin tiempo.
    La magia de un deseo.
    Mientras lees.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Esto de releer ¿no es muy argentino? Jijiji (perdón, perdón)
    Me ha gustado, mr., si es que no innovo nada en los comentarios...
    Un beso.
    LADY JONES

    Y gracias. Muak.

    ResponderEliminar
  6. Cómo estamos,Sereno! Siga releyendo,nomás!


    Besos*

    ResponderEliminar
  7. Quiero leer tu mejor versión del deseo

    Beijos

    Estercita

    ResponderEliminar
  8. Que no existan costas,cuando el naufragio solo ahoga de ganas que crean, en el intervalo donde el tiempo es un impostor.

    ResponderEliminar
  9. hay tantas versiones del deseo como deseos tenemos, sin edad, sin tiempo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Cecy, así es. El mejor tiempo es inmedible.

    gracias,
    besojos.

    Lady, puede ser... de hecho somos nostálgicos e inextricables, pero a pesar de eso, queribles.

    beso,

    Rayu, tengo que escribir la consigna del taller y estoy a mil. Creo que posteo el 23, el día de cumple de Federico Mouras.

    Un bosote amiga,

    Estercinha, Ud. me dice cada cosa...
    beijos,

    Ale, que es tiempo sea un impostor...eso amerita un poema.
    gracias por comentar.
    beso,

    Marcelo, Me está encantando la historia contada por Menárdez. te felicito de corazón.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  11. Fabio:
    aplaudo tu imaginación y cuánta pasión...

    ResponderEliminar

cuentame tus luces