lunes, 29 de marzo de 2010

fuerza

--Mirá los músculos que tengo paaaaa--- dijo Santino con tres agostitos recién cumplidos.
--Wowww---exclamé tocándole el antebrazo.
Se acercó a mi oído y me susurró.
--- Y bue…eso es porque siempre como camelitos…--

5 comentarios:

  1. La inocencia tiene magia que uno no debería perder...

    ResponderEliminar
  2. A algunos, cuando crecemos, se nos olvida comer camelitos. Yo, por si acaso, me voy a ir a comer unos cuantos... Un abrazo para ti y para Santino.

    ResponderEliminar
  3. Jajaja
    Si es lo que yo digo.
    Siempre es importante acercarse al dulce.
    Es verdad que da fuerza. Y para muestra, vale un botón. Mira :
    " LA HúNGARA - SABES QUE TE CAMELO (CORAZON FLAMENCO)"

    Y además de energía son ricos...
    beso,

    ResponderEliminar
  4. No, si es un dulce!
    Es por tanto caramelito, y tanto niño con inocencia que quiero que me contagie!
    Bss sereno!

    ResponderEliminar
  5. que nunca se nos olviden los camelitos, por cierto!

    delicioso como los musculitosde Santino

    ResponderEliminar

cuentame tus luces