miércoles, 24 de marzo de 2010

perros y noches.

En el día de la memoria les alcanzo un poema de Joaquín Cipriano, desaparecido de la dictadura en la noche de los lápices, estudiante de letras y brillante ser humano.

Mi silencio acompasa sus pasos y mi memoria su obra.

Perros y noches.

A ese amor que muere en mi pecho.
No puedo mentirle.
Las personas cambian sólo circunstancias.
Y se repiten, y se repiten, y se repiten.
Llevan cansancio en el entrecejo de quien llega.
Y mientras aguanto el atropello de agradar.
Vaho triste de un país que agoniza.
Ese olor a muerto en vida.
A esclavo de la supervivencia.
No quiero ver yacer a quien piensa
a veces soy más ellos que yo.
Ya no encajo, entonces me voy.
mientras los perros y las noches se van.
voy entrando al mar de tu mano a la distancia.

Entonces llevarme es un poco más liviano.

4 comentarios:

  1. Conmociona este poema. Deja un nundo en la garganta que las letras no pueden transmitir, y no sólo por el recuerdo fatídico, por el mensaje que anuncia. Gracias por haberlo traído.

    Saludos
    Jeve.

    ResponderEliminar
  2. Qué día más duro, Mr.
    Un beso, bello y sentido poema.
    LADY JONES

    ResponderEliminar
  3. gracias a Joaquín y a vos, por guardarlo.

    besojos

    ResponderEliminar
  4. "Ya no encajo, entonces me voy"

    Gracias por recordar que todos somos parte ese viaje, qué buen poema!

    ResponderEliminar

cuentame tus luces