jueves, 11 de marzo de 2010

receta

“Para que estar mal, pudiendo estar peor…”
Refranero porteño.

La receta para un buen stress requiere un poco de impaciencia y desamor. Los ingredientes son fáciles de conseguir y se encuentran al alcance de la mano. La combinación de sabores agrios y colores oscuros le darán la textura deseada. Es importante realizar algunas acciones previas para generar un buen resultado final.
Por dar algunos ejemplos;
No desayune.
No llame a los amigos/as.
No llore las penas y que nada le importe.
No cambie lo que necesita cambiar.
No coma chocolates ni sonría.
No se atreva a soñar…

Ingredientes
2 Cortes de ruta de vuelta a casa
1 mala nota de los chicos en la escuela
1 llamado reclamándole algo que no tiene
3 aumentos en los servicios
Una cucharada de comentarios soeces
Una pizca de smog fresco
4 partes de sal gruesa


Revuelva los elementos básicos, haga una buena ensalada de pensamientos en laberinto. La forma sugerida es hacer 8, para que la mezcla resulte infinita y tenga sensaciones de eternidad. Por supuesto, que puede añadir algo más que le dé un toque personal al preparado. Recuerde que no necesita cocción. Usted ya está cocido.
Así se obtiene un buen stress.
Y ahora sólo trate de no hacer nada y disfrute el momento.

9 comentarios:

  1. Señor.......Dame paciencia, ¡¡Pero YA!!

    Un enorme abrazo.

    Enrique.

    ResponderEliminar
  2. Mejor, como con las tortillas, darle la vuelta a la receta:) un biquiño!!

    ResponderEliminar
  3. Ay... ese stress... Una receta original pero a la que espero no recurrir, Mr. Mejor escribimos y gritamos o...
    Un beso.
    LADY JONES

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Un cálido abrazo para ti desde el sol de Cantabria, un poquito escaso por las nubes que acechan por acá.
    Un bello post el que nos acercas, gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  6. Me encanta la cocina y cacharrear en ella, pero esta receta prefiero no intentar cocinarla que bastante estresado ando ya como para añadir un poco más de prisa o así. Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Una receta parecida preparé yo el lunes, pero le añadí tres cucharadas bien llenas de angustia...¡Créeme, le da un toque amargo bastante sugerente!

    Original y grande, Sereno, como siempre!

    ResponderEliminar
  8. Ante cualquier amenaza de stress, tómome una caipirinha, vc quer?

    Beijos Sereno

    Estercita

    ResponderEliminar

cuentame tus luces