sábado, 29 de agosto de 2009

Cotidiano


Por la mañana devoran las rutinas
No hay forma de encontrarse
Todo el tiempo a la vez
Son las veces que se lleva el tiempo.

Por las tardes extraño el hogar de tu mirada
Las infinitas buenas tardes ciegan
la reciprocidad del trabajo compartido
donde la identidad se evapora en asfalto breve
y todo se hace idéntico y normal.

Por la noche la luna se lleva la edad
aún no sale el verbo encontrar,
sabemos que se esconde mezquino en los acordes del día.
La vida es una explicación inconclusa.
Y buscamos los detalles de la risa
en los rincones simples
A pesar de conocer mucho
No sabemos nada.

7 comentarios:

  1. (¯`*'¯)
    `*.,.*'
    ....... (¯`*'¯)
    ....... `*.,.*'
    ............... (¯`*'¯)
    ............... `*.,.*'
    ...................... (¯`*'¯)
    ...................... `*.,.*

    Es verdad pensamos ocnocer todo y al final no sabemos nada, cada dia se aprende espero estes bien amigo un gusto venir hoy a leerte, que disfrutes de este fin de semana y gracias por tu linda compañia
    Estrella.

    ResponderEliminar
  2. Qué sabemos de la vida?
    Sólo sé lo hermoso de tus versos.


    MIl besos!

    ResponderEliminar
  3. La complicidad del tiempo para buscar y encontrar(se).

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Bellísimo poema con una increíble riqueza de imágenes. Eres talentosa y escribes maravillosamente. Felicitaciones! Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Sí, la vida es una explicación inconclusa y qué bueno que así sea porque vivir es buscar explicaciones o lo que sea....
    Besojossssssssmilesssssss

    ResponderEliminar
  6. Creo que el sentido de la vida radica justamente en eso: "no sabemos nada", los ojos siempre abiertos al asombro.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Quizás una vez más equivocamos conceptos, no hay que saber, sino aprender a qué sabe...
    Un besote de cereza a media tarde

    ResponderEliminar

cuentame tus luces