viernes, 14 de agosto de 2009

Helena


“Helena, ¿existe el amor?"
" Existe una luz adentro, que se enciende cuando le das la posibilidad.”
de las charlas con Helena Currual, machi del pueblo mapuche.

Eres lo que fuimos
Viento de lunas
Mar para beber
Horas sin tiempo
Ciega del miedo a amar

Soy lo que fuimos
Sol de mayo
Camino abierto
Incrédula verdad
Mudo por quimeras del viaje-luz.

Que más podrás ver,
Que más podré callar,
si hasta las penas ríen ironías
en el tiempo de esperarnos.

Vamos por esa posibilidad de la mano
si el día y la noche son lo mismo
cuando estamos iluminados desde adentro…
Siempre desde adentro…
.
(poema escrito en la reserva mapuche Laguna LLon, que Helena con la sonrisa instalada de madre-tierra pegó en una pared del refugio junto a una frase de Charlatte, un honor para mí llevarme su mirada y la imagen de su simpleza.)

6 comentarios:

  1. Fantástico poema, un deleite leerlo.

    Muchas gracias por el comentario.

    UN ABRAZO.

    ResponderEliminar
  2. Para mí, el amor existe por el mismo, como el viento, pero lo respiramos, cuando le dejamos entrar.

    Es esa lucecita, que se enciende internamente, cuando la dejamos alumbrar, iluminados desde adentro, amar desde adentro.

    hermoso, bello, me gustó.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Voy admitir que hoy, leerte, me llegó un poco más profundo por la situación que estoy viviendo, bastante triste, por cierto.
    Un placer haber leído tales palabras, en serio.
    "Que más podrás ver,
    Que más podré callar,
    si hasta las penas ríen ironías
    en el tiempo de esperarnos"
    esto, me terminó de matar.
    Un abrazo grande

    Tincho.

    ResponderEliminar
  4. Creo que todos damos nuestro amor de forma desinteresada, es un amor puro y desde el interior. Pensándolo bien si te lo guardas ¿qué se consigue?
    Pero es verdad que si te dañan el corazón, esa luz interior es mucho más difícil entregar ya que sabes lo que es dolor y no quieres que te vuelvan a dañar. Es una situación complicada pero creo que es hasta que encuentras a la persona adecuada, sin darte cuenta abres la puerta a la luz de tu interior y entonces empiezas a dar toda la luz y no contando los destellos.

    ResponderEliminar
  5. Es una luz como la de los faros, puede que intermitente, pero permanente siempre ahí, desde dentro también y más brilla cuánto más se acercan a ellos.
    Un sendero de besotes luminosos

    ResponderEliminar
  6. Quien puede creer que el amor dura para siempre...
    En ocasiones algunos dan todo otros nada.

    Te dejo un beso grande y todo mi cariño.:-)

    ResponderEliminar

cuentame tus luces