miércoles, 9 de noviembre de 2011

noche

La noche es un sitio ideal.
Me encuentro ahí.
En el aroma a quietud,
que resiste el embate del día.
Tengo algo místico rondando
y agudizo los sentidos.
Me entrego fácilmente al devenir.
Mientras la ciudad no descansa.
Y sigue cansando también.
Entonces,
descubro lo encubierto.
Compenso.
Balanceo.
Me ocupo más de lo valioso.
Reviso los arcones de la memoria.
Paseo solo.
Paseo en compañía de nombres marcados.
Me permito ser.
Y soy soñando con los ojos abiertos.

3 comentarios:

  1. Tu noche tiene algo de magia, algo de misterio, algo de mística... Casi, casi, casi convences a una diurna como yo!

    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Divaganado. La mejor manera de cuestionar.

    Saludos desde mi blog de escritos.

    ResponderEliminar
  3. Algo así como el lugar y el tiempo perfecto para estar a solas con uno, para verse para adentro ya que uno no puede ver para afuera.

    Besos Sereno!

    ResponderEliminar

cuentame tus luces