martes, 7 de abril de 2009

Cuestiones recordables.

"La vida sería imposible si todo se recordase. El secreto está en saber elegir lo que debe olvidarse."

Roger Martin du Gard (1881-1958) Escritor francés.

Me siguen los recuerdos. Me hablan. Me hacen mirarme al espejo y se enojan al verme distinto. Se instalan en la memoria y condicionan. Son caprichosos, aparecen cuando quieren. Traen risas o lloros. Alguien me dijo alguna vez que somos nuestro pasado y que las vivencias condicionan el presente. Todas las terapias trabajan desde ese lugar. Casi sistemáticamente. Para mí son alterables. Porque cambian de color si los traigo de otra forma. Si los guardo en otro lugar. Si les doy otra dimensión. Uno no cambia, cambia la forma en que ve los momentos del pasado en el presente. El ángulo que cambia la perspectiva. Ese cristal que a veces está claro, otros empañado, otros opaco, otros verde, otros rojos, otros introspectivo. Los recuerdos aparecen sin pedir permiso y se hacen presente. Nadie vive de recuerdos pero nadie deja de hacerlo. Las crisis remiten a los recuerdos. Los hacen latentes. Los hacen un refugio en donde no se evoluciona. Todo lo demás crece mientras atan a quedarse quieto. Los traen canciones, lugares, vestidos, películas, frases, momentos deja vú, olores, comidas, reuniones, objetos. El recuerdo es el apego. La carga empírica. No importa dónde y cómo estémos. Recordamos siempre. Me llama la atención que recordable en inglés sea grabable. Obviamente están grabados. Pero mejor sería que fueran grabables. Que cambien de textura. Que no censuren. Que no paralicen cuando vengan. Que sumen para que seamos mejor. Para que no se alojen en la advertencia y el alerta . Para que nos saquen una risa y un sentir vivido. Siempre se trae arena de otros mares. Necesitamos que sean nuestros aliados. Que al traerlos nos ayuden. Que sean base. Puerto seguro. Que nos den energía. Creo que eso se logra amigándonos con lo que fuimos y que no nos gustó tanto en cosas o personas.. Suelo apostar al futuro. Al fin y al cabo, vivimos de equivocaciones. Recordémoslo.
.

8 comentarios:

  1. Nunca olvido de donde vengo y a donde voy, los recuerdos me hacen ser lo que soy, una mujer que al caminar, vive el día a día. Dónde puede disfrutar de una canción de Fabio Cavazza en mi salón y quedarme tarareándola durante un rato o donde abre un libro y todos sus personajes me pintan otra historia totalmente diferente de la que el escritor ha plasmado en sus hojas de papel, o disfrutar de un doble arcoíris donde descubres que vive una familia de musas que te invitan a subir con ellos y ver las cosas de colores diferentes. Conversando con ellos, recuerdan como una vez Rosa Blanca Amarilla se cruzó con un poeta que hizo una canción para ella y es más antes de que se evaporara el arcoiris me la pusieron para que la escuchara, hoy por hoy lo recuerdo y no lo olvido.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  2. Los recuerdos pertenecen al pasado, que es la única certeza de nuestra vida. Del futuro, ya hablaremos mañana.

    Besos presentes!

    ResponderEliminar
  3. Adoro los recuerdos, bellos y los que no lo son tanto, me gusta el pasado porque me construyó, me gusta el presente porque me sigue construyendo...el futuro? si esto significa lo que vendrá lo espero a corazon abierto.

    Un abrazo y otra vez gracias por tu comentario, me dejo pensativa, te lo agradezco mucho.
    Tere

    ResponderEliminar
  4. Los recuerdos son para mirar mi presente, para avanzar en el futuro. No me gusta tenerlos encerrados, pues de muchos mis errores todavía no les he sacado una enseñanza, que estoy segura de que la tienen.
    Saludos desde La ventana de los sueños, blog literario.

    ResponderEliminar
  5. elserenodelosfaros8 de abril de 2009, 13:54

    Atenea; gracias!!!. Como siempre sumando. Presente que pronto será recuerdos del futuro.

    beso,

    mer; muy buenooooo...
    besos,

    Tere, me pasa lo mismo, soy lo que fuí,y creo siempre es mejor lo que vendrá.
    beso y gracia a vo,

    Anabel; alguna vez enseñan, sobre todo en aquello que no alcanzamos a ver con claridad, porque seguramente es algo que no vemos de nosotros mismos...
    gracias y besos,

    ResponderEliminar
  6. Hola!

    Tengo dias de no actualizar el blog, ya subire el otro post para que lo veas! Oh, por lo de Casey, pues si, la verdad hubo un malentendido, como sabras, Vince no se lleva muy bien con Casey, vince es mi amigo Casey se alejo de mi por eso. Ojala todo se solucione, Leyendo tu post; Los recuerdos son cosas del pasado que queda en la mente de uno. El futuro es lo que nos viene por delante Me encanta lo que escribes!.

    Afectuosamente Maddie^^

    ResponderEliminar
  7. elserenodelosfaros10 de abril de 2009, 11:04

    Maddie, que bueno que pasaste.
    besos,

    ResponderEliminar
  8. Mejor es lo que vendrá?
    No tengo idea!!para que suponer, desear o afirmar? que se yo... después vemos!
    El futuro genera expectativas que en definitiva te regresan al pasado y te mantienen ausente del presente.
    Todo se ve con claridad, consciente o inconscientemente, por lo tanto no es necesario mirar siempre hacia atrás para detectar porque somos o hacemos. El proceso va por dentro... entenderlo así es un alivio, te saca presión y te suma energía y el presente se hace mas consciente por lo tanto, mucho mas intenso.
    El futuro es incierto y el pasado al fin y al cabo también. Hoy somos lo que queremos y esta tan bueno darse cuenta de eso...

    ResponderEliminar

cuentame tus luces