lunes, 27 de abril de 2009

Pentagrama.

"Los caminos sin obstáculos a menudo conducen a ninguna parte. Todos los caminos tienen obstáculos más solo al principio, son la preparación del resto del itinerario." Chamalú



Renuncio,
a los amaneceres de resaca
a los amores baratos y a las sacristías
a las carreras de-mentes por ganar
a los sicarios del bienestar espiritual
a los que juzgan diferencias
a la risa comprometida y al llanto contenido
al juzgado de faltas
al que no se la juega en el juego
al tiempo en los relojes
a las palabras que no se dicen
al zumbido de los comedidos
al parámetro del sentir
al ruido del metro que distancia
a los metros de distancias que hacen ruido
a los besos que no estremecen
a los retos premeditados
a morir sin vivir el caminito
a vivir sin jardines ni arte
a lo que ata y no une
a no equivocarme
a todo lo dado sin amor
a no quererte
a no encontrarte en mi música.
Si a Mi La-Do Re-Fa para sentir el Sol.


Ahí va mi pentagrama de renuncia indeclinable.
Para no desandar lo aprendido…

13 comentarios:

  1. Genial, sereno. Me ha fascinado este pentagrama en el que encuentras el sol. Desde luego el que no apuesta no gana, el no corre no llega a la meta, y el que no ama con pasión, no recibe besos apasionados.
    Saludos desde La ventana de los sueños.

    ResponderEliminar
  2. genialmente bueno besos van para vos

    ResponderEliminar
  3. No dejas de darme sorpresas, este texto es esperanzador!
    Muy bueno!

    Un abrazo.
    Tere.

    ResponderEliminar
  4. renuncio a todo lo dado y recibido sin amor.Me gustó tu pentagrama y estoy contigo.

    Te dejo un beso amigo.

    ResponderEliminar
  5. ¡Precioso! Tiene aires de esperanza...
    ¡Cariños!

    Caro

    ResponderEliminar
  6. Tu pentagrama de renuncia indeclinable hace que no renuncie a tu amistad.


    Un gran beso, Sereno!

    ResponderEliminar
  7. Hermoso poema de renunciamiento, me gustó la ilustración de la partitura.

    Besos para vos.:-)

    ResponderEliminar
  8. Puedes renunciar a todo eso y más, pero no renuncies a seguir escribiendo por que lo haces de manera tierna y profunda a la vez.

    ResponderEliminar
  9. Escalo la líneas del pentagrama, me voy sujetando a las corcheas hasta llegar y poderme sentar en la clave de Sol. Desde allí puedo leer entre líneas tu renuncia, que me ha gustado tanto que cuando he terminado de leerte, pienso ¡¡que maravilla sereno¡¡ Con tu forma de escribir yo puedo sentir el Sol.

    ResponderEliminar
  10. Por cierto la partitura es un punto. Me la quedo. Besos

    ResponderEliminar
  11. Qué renuncia! Y además indeclinable... Será que habrá que aceptarla entonces...
    A su renuncia le brotaron alas:
    http://ritualesdelaverdad.blogspot.com/2009/04/me-quedo.html

    ResponderEliminar
  12. Te sigo la melodía del pentagrama con los pies, no canto que podría ser peor... Voy hasta descalza porque al final encontraremos el sol ;)
    Un abrazote al compás

    ResponderEliminar
  13. Renuncio a agregar otra cláusula a tu renuncia. Hermoso!!

    Un beso!

    ResponderEliminar

cuentame tus luces