miércoles, 19 de mayo de 2010

apagar el mundo

Apagamos el mundo. Le dijimos que volveríamos en un ratito y nos fuimos a un mirador secreto. Un sitio que ni los que viven cerca conocen. Es una terraza hecha por alguien que soñó esa vista. La descubrí buscando otro lugar, y así es como se encuentra el lugar adecuado. El mirador invita a quedarse un buen tiempo de cuerpo quieto y mente móvil. Se me ocurrió hacer algo diferente con mis tres peques. No tanto mp4, ni televisión que estupidiza, ni planes de salidas a horario. Les propuse parar sólo unos minutos para descubrir algo. La consigna era ver desde otro lugar. Era de noche y el frío mandaba a guardarse. Contaba la noche que la parada no era para pocos. El silencio nos mantuvo suspendidos en el aire. Al subir al mirador hablamos exhalando vapores de las bocas.
---Parémonos acá un minuto---dije.
---¿Para qué?--- me preguntó Santino.
---Para descubrir algún secreto que nos pueda contar el cielo--- le afirmé.
---Pa, es de noche. A ésta hora el cielo está durmiendo.---me aclaró sonriendo.
---Seguro que con el frío que hace la noche se va a tapar con las nubes hasta la cabeza--- agregó Chulo.
--- ¡¡Ay!! Qué románticos. Mañana estamos todos resfriados--- sentenció Renata.
La luna estaba serena. Estrellas preciosas brillaban como nunca sus alhajas. Nos quedamos petrificados mirando ese regalo encontrado. Deseé que todo se quedara quieto por siempre en sus sonrisas. El cielo guiñó su ojo compinche. El firmamento siempre estuvo despierto al lado de ellos. Una estrella fugaz salió de las entrañas de la noche e iluminó todo.
A decir verdad, fueron varias estrellas fugaces. La del cielo por un instante y la de sus inocentes corazones para siempre en el mío.

5 comentarios:

  1. Lady está deseando que Baby empieza a hablar y a razonar para poder mirar también el cielo. Un texto muy bonito, Mr.
    Un beso.
    LADY JONES

    ResponderEliminar
  2. Ese momento vivido jamas lo olvidaran tus hijos

    ResponderEliminar
  3. Un sitio que ni los que viven cerca conocen.
    ??
    Estás seguro?
    Muy seguro?
    ...porque yo ya había estado ahí antes.
    Allá por el invierno en una noche igual de estrellada y silenciosa.
    Pero mi suspensión fue solitaria,
    aunque igual de placentera.
    Te guardo el secreto de mirada inocente.
    beso,

    ResponderEliminar
  4. Lindo juego, mirar el cielo y la vida con ojos de chico.
    Nos ha dado una pincelada de ternura, Sereno
    Un beso fugaz

    ResponderEliminar
  5. ay, esa Renata!
    ay, ese Santino!
    oh, ese papá!

    ResponderEliminar

cuentame tus luces