domingo, 16 de mayo de 2010

diario

Cuando me arrastra el infierno del sinsabor.
Nos veo impacientes viviendo entre semáforos.
Entre ruidos al ritmo de las noticias
que nada nuevo cuentan.
Entre olores pérfidos
que ya no perfuman.
Entre miradas esquivas
que esquivan miradas.
Entre bocas cerradas
que diciendo ojeras callan el día.
Entre manos inquietas
que tocan más cosas que personas.
Veo amores de confort salando la piel.
En éste zoológico de animales sueltos y gente atada.
En ésta encrucijada de almas
perdidas en el revés del mundo.
Aparecés.
Me convidás ternura en café.
Entonces ya no compito con palabras tácticas.
Y una caricia a tu pelo tiene valor.
El valor de un que linda te ves.
Mientras la trama se enriquece en luz verde
es suficiente propuesta el beso a tu suavidad
que revuelve el viento en mi espalda
y le hace alas.

5 comentarios:

  1. Nada mejor para el agobio que una suave propuesta.
    Y que se haga alas.

    Beso.

    ResponderEliminar
  2. Crear nuestro cielo, rescatarle al mundo su mejor color.¿Quien sabe?Si cada vez más personas haríamos eso, sin dejarnos llevar tanto por lo de afuera,si en medio de esos ruidos,nos escuchamos,quizás un día todo amanezca arco iris para siempre.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Ay Sereno...
    Un arma de doble filo esa luz verde.
    Minutos que aplacan angustias
    que deleitan sentidos
    que airean el corazón.
    Extroversión de la ternura
    Brío en los deseos...
    Pero la luz se vuelve del revés.
    De nuevo.
    Como el mundo.
    Y vuelve la espera impaciente
    entre encrucijadas, inquietud y ojeras.
    Y vuelve la espera esquiva del tiempo.
    De nuevo, siempre de nuevo...
    beso,

    ResponderEliminar
  4. Veo amores de confort salando la piel.

    Hermosas palabras escoltadas por faros y olas.

    Gracias Fabio por leer mi texto en lo de Miralunas y por el generoso comentario que allí dejaste.

    Un abrazo desde Madrid!

    ResponderEliminar
  5. che, qué lindo le salió éste!

    besoj!...

    ResponderEliminar

cuentame tus luces