lunes, 31 de mayo de 2010

póker

Sueño que me besás.
No te asustes si me río.
Reirse solo acompasa
el frío de las noches.
Y revelar mi sentir
me paga el viaje directo
al infierno sin escalas.
Sueño que recordás
lo que nos hizo perpetuos.
Ahora el destino juega póker
con el futuro deseado
y le gana.
Cuando la ausencia tiene presencia
en el paso de las noches.
Pago el peaje con sueños
para llegar a la mañana.
Es simple
Se lleva todo
menos aquél beso.

11 comentarios:

  1. póker... de ases (dijo) ;)

    besos en mi manga...

    y un abrazo desde mi bosque :)

    nuiT.·*

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno Sereno. Lo veo y lo imagino en el bosque con una red cazando estos versos y envolviendolos en piñas para enviarlos lejos.
    Es usted un buen hombre. abrazo

    ResponderEliminar
  3. Es precioso sereno, bonita forma de compensar la ausencia esa de "pagar el peaje con sueños".

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. El futuro deseado tal vez doble la apuesta y dé vuelta esa partida con el destino.
    Qué lindo juego, Sereno

    ResponderEliminar
  5. Y sin embargo en el poker no intierviene o muy poco el azar, y nuestra vida es a veces tan azarosa, tan sometida a vaivanes y desequilibrios.

    Un estupendo poema

    ResponderEliminar
  6. Hermoso Sereno! De esas cosas suyas que sin peaje me llevan a esos sueños!

    ResponderEliminar
  7. Vivimos con la ilusión que le ganaremos en la próxima mano al destino. Cada día.
    Dejo en tu mesa de Póker una ficha: Hagan Juego

    http://yalour.blogspot.com/2006/10/hagan-juego-de-donde-te-viene-la_19.html

    Las viscicitudes del juego blogero nos encuentran y desencuentran.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Que lindo despertar con tan lindas sensaciones.

    Un beso grande.
    Tu alma de poeta eriza todos los poros de mi piel.

    ResponderEliminar

cuentame tus luces