jueves, 13 de mayo de 2010

conectado

Esto es un espejo de la necesidad
Un rayo cegador en la mesita de luz
Un cajón abierto a la posibilidad de recordar
Un no me olvides que se acordó de ser flor
Dedos de miel untando la boca del destino
El padre de las risas y el huérfano del apego.
Pasa el tiempo y todo pasa
y siempre nos queda tiempo.
Aún sigo las migas de pan
y bebo el café de tus signos.
Sigo encontrándote en el desvelo.
Mientras el deseo esté conectado,
todo el afuera está
fuera del área de cobertura.

3 comentarios:

  1. La mejor conexión natural: sensaciones en banda ancha, velocidad sin límites
    Lindo , Sereno!

    ResponderEliminar
  2. El afuera en abierto.
    No tolerado a menores en sensibilidad.
    Necesidad decodificada
    Símbolos convertidos en deseos
    deseo en imaginación.
    Quién pone sonido y quién la imagen.
    En horario ininterrumpido,
    las secuencias transforman las letras.
    Un rayo desconecta el apego.
    Tiempo que pasa en paralelo
    permite la conexión.
    Miel para el espejo de los recuerdos,
    café para dos y el desvelo
    en continua sesión de noche.

    beso,

    ResponderEliminar
  3. Me hizo acordar este poema a la canción Inventario de Sabina.

    "Las cosas que me dices cuando callas
    los pájaros que anidan en tus manos
    el hueco de tu cuerpo entre las sábanas
    el tiempo que pasamos insultándonos...!

    Agridulces sensaciones.
    Besos.

    ResponderEliminar

cuentame tus luces