domingo, 15 de marzo de 2009

La fábrica de pesadillas.

Cerca de Goldney, germinaba el infierno. En una celda de ladrillos de carbonilla y arcilla baratas, se alzaban los cueros sudados y paría el desamor. Los que consumían paco* o lo habían perdido todo encontraban ese sitio extraviado. Era una fábrica que explotaba las almas. Una suerte de cooperativa del averno. Tantos años sin que nadie lo viese . Tantas vidas sin pasar pasando por ese lugar. Tantas errantes voluntades erguidas frente al monumento de la desolación. El lugar fundía el hedor de la dejadez. Un sufrido gusto a azufre y sudor entre las sombras que habían dejado de sentir. Mario, se esclavizó allí hace algunos años. No los recuerda. Apenas su nombre le quedó de la época en donde se miraba y la imagen le reflejaba un espejo de hombre. Era una trena de barro. Allí sólo se trabajaba por la comida del día y los perros comían lo mismo. No había leyes. No había forma de salir. Los que se escapaban del mundo sin nada aparecían ahí . Una comunidad de bordes al borde. A Mario, alguien se le acercó. El lo recuerda. Le enseñó a leer. Algo de matemáticas y algo de la historia de algunas personas que contaban la historia. Aquél ángel encarnado que escuchó los lloros, se acercó y de a poco, primero con comida, luego con alma para comer, les alimentó.

---No sabía que tenía veintiocho años. No me acordaba. Ahora, soy maestro de escuela. La vida no vale, si no la hacés valer. Sólo que antes no podía pensarlo. A veces me despierto y lloro sin parar— me dijo y agregó.
---Esto existe. Tanto como mi tristeza por eso--.

Nunca supe el nombre del ángel que me rescató escuchándolo.



*NdeA: El paco es una droga a base de los desechos de la cocaína y la marihuana. Se hace con la basura de la basura.

5 comentarios:

  1. Vengo de una ciudad como tantas, llevo la palabra por el aire y vine a visitarte, he encontrado tus momentos y destaco tu sentir en cada escrito.
    un mimo al alma!!

    ResponderEliminar
  2. Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. Desgarrador y hermoso a la vez.
    Felicitaciónes!!

    ResponderEliminar
  3. elserenodelosfaros16 de marzo de 2009, 13:03

    Nerina; bienvenida desde la ciudad que me vió reir... en pan y manteca, la calle italia, clandestino, el viejo almacén, la florida, tanto viví allá con mi compadres Manolo y Maicas de sevilla.

    Gracias por venir de donde venís.
    encima con mimos del alma.
    Volvé cuando quieras.

    Celes; es la realidad fantástica, dura cuando caes en ella.

    besos,

    ResponderEliminar
  4. Terrible, hay realidades que superan la fantasía pero duele, La belleza con que lo relatas lo hace más terrible.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. elserenodelosfaros17 de marzo de 2009, 13:43

    Juana, escribirlo me ha liberado un poco te confieso.
    besos,

    ResponderEliminar

cuentame tus luces