lunes, 7 de septiembre de 2009

1875


Recuerdo haberla visto. Caminaba por la primavera con la pollerita de pliegues tabuladas gris y la camisa entalladita. El pelo recogido cual diva burguesa de la corte y los zapatitos de charol que desentonaban el encanto. Recuerdo haberla olido. Traía el perfume de la piel joven y la sonrisa de chicle de menta. Los libros en la mano con aroma a segundas manos y una exquisita fragancia de luz inocente. Recuerdo haberla escuchado. Desde todos los pasos que venían con sus pies hasta los que me distanciaban de estar con ella. Trazando muecas que acompasaban la música de sus walkman. Fresca. Suelta y desinhibida. Profundamente inaccesible. Recuerdo haberla tocado. Toqué el aire que traía detrás. El aroma a tabaco. La sonrisa de cien bocas sonriendo. Toqué los deseos de tocarla y los bucles de mis sueños que eran sus cabellos y mis laberintos. Recuerdo haberla degustado. Su savia sabía a ganas deshaciendo prejuicios. Aquél beso en la plaza que pudo al olvido. Entre tantos dados entre tantos recibidos. Aquella oportunidad del viento haciéndole mejillas nuevas. Recuerdo. Doblé mis miedos y los guardé en su regazo. Era único motivo de mis deseos. El tiempo son los detalles sin bordes medibles. Recuerdo haberla encontrado hace poco en una página de encuentros por internet con mil ochocientos setenta y cuatro amigos, y un fantasma que la recuerda.

12 comentarios:

  1. me dejó este relato un agujerito en alguna parte del alma. me dieron ganas de ofrecerle una taza de chocolate a ese fantasma (toman chocolate los fantasmas?)

    deliciosa melancolía.


    besojos, bonito!

    ResponderEliminar
  2. Fabio.....este relato,
    esta riqueza en tu prosa,
    esta forma de llevarnos
    de la mano al escenario de la obra,
    esta deliciosa descripción de momentos,
    de sentimientos, de aromas y sonidos,
    de deseos reprimidos,
    de voys y me detengos,
    que no puedo refrenar
    mis sentimientos..
    ..esta forma tuya
    de describir detalles,
    de hacernos ver en tus letras
    escenas casi reales...
    ..estos relatos divinos
    de sucesos con pluma etérea escritos,
    con tinta de sangre extraida
    de lo más profundo de tus adentros...
    ..estos regalos que nos haces..
    ..Fabio.....no tienen precio.

    Gracias amigo por esta sutil representación de una escena que contada por otra persona habría pasado desapercibida, como si fuera una más en la vida, como si fuera cotidiana.

    Un gran abrazo, hermano.


    Enrique.

    ResponderEliminar
  3. Cada publicación que haces me deja sin palabras Fabio.
    Y en esta no sé ni como me atrevo a comentar.
    Pero permite que te felicite por cada palabra, esbozo, recuerdo, sueño, o realidad.

    Mis respetos y admiración

    ResponderEliminar
  4. Será Lila? Yo no sé si tiene un FB, pero sí que tiene un fantasma que la recuerda...Casualidades?

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Hermosa y profunda manera de plasmar un momento, me gustó muchísimo.

    Muchas gracias por tu visita, y te entiendo, es imposible no asociar la manteca con el Ultimo Tango . . .!

    UN ABRAZO Y BUENA SEMANA!

    ResponderEliminar
  6. La recuerdas bien, y de una manera muy bonita, la haces lucir.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Juana, a los fantasmas les enloquece el chocolate. a quien no?

    besos,

    Enrique, gracias sin más que agregar a tu amistad valiosa.

    abrazo,

    En silencio me dejas a mí. No creo ser taaaaan merecedor de eso, pero que va... gracias. Sólo soy sombra y algunas lucecitas de vez en cuando.

    besos,

    Rayu, gracias por las coincidencias. Los fantasmas están siempre ahí nomás al ladito de las sombras.

    beso,

    Stanley, valoro la sonrisa por encima de todas las emociones.

    gracia a vo.
    abrazo,

    Intro, siempre es más la mujer que vive en el recuerdo y aparece en fantasía.

    gracias por tu comentario.
    beso,

    ResponderEliminar
  8. Me superó ese final que te manda de un puntapié al siglo XXI...Por eso: genial el contraste que lograste.
    Besosssssssssmilessssssssssss.

    ResponderEliminar
  9. sshhh no le diré a nadie que tus palabras conocen la combinación que mueve el tiempo y no solo del que te lee... 1875 besojos

    ResponderEliminar
  10. Gracias Vico, espero que escribas más seguido. Disfruté leyendote tanto como tus pinturas.

    beso,

    Shao, entonces que hablen los silencios.
    shhhhh...
    beshoshhhh

    ResponderEliminar
  11. Recuerdos que nos acompañarán siempre. Y el recuerdo puede estar en una rosa, un perfume, un pañuelo,una canción...

    Una pincelada hermosa tu prosa; un placer leerte.

    Te dejo un beso grande y todo mi cariño.:-)

    ResponderEliminar
  12. Turandot, gracias por haberme visitado. Un fantasma que escribe te lo agradece.

    beso,

    ResponderEliminar

cuentame tus luces