domingo, 27 de septiembre de 2009

Sol

Llueve. En cualquier sitio vendría la melancolía con las gotitas. En cualquier sitio llegaría adentro atravesando el muro de los poros. En cualquier sitio menos en alguno. En Bosque Lindo, éste paraje de sauces y maitenes en cuyos costados terminan todas las aguas, las lluvias son el pan nuestro de cada día. Un río leve pero atormentado por vertientes recorre el paraje. Una treintena de casas humildes de puertas abiertas adornan sus calles de barro y tosca. Ni siquiera el correo tiene oficina aquí. Jaume Guardiola, un catalán devenido en exilio, oficia de cartero elegido. Sabrán entender que en un mundo globalizado y conectado de mil modos distintos, éste paraje es una meca del silencio. Una rosa húmeda en el desierto. Un camino embarrado y salvaje. La gente dice lo que piensa y a nadie eso cae mal. Son poquitos para andar peleándose por pavadas. En éste lugar, Jaume ostenta un poder mediático importante. Es el emisario de las noticias de otros mundos. Fácil es confundir información aplicada con conocimiento y más lo es con la sabiduría. Sin embargo, ese peldaño por encima no le es propio esmero, sino que es algo otorgado por los habitantes de Bosque Lindo. Llueve y es inevitable. Ya se han acostumbrado tanto que aquí no se soportan los días soleados. Hace años que los médicos no visitan el paraje. Pocos son los visitantes que llegan a conocerlo. No tiene promoción ni marketing de turismo. No buscan organizarse como comunidad. Ni elegir un líder. Ni pretender mucho menos mudarse. Llueve siempre distinto y es típico. Jaume prepara las pocas noticias que repartir. La gente hablará de ellas una semana hasta que llegué el próximo correo. Van a desmenuzar, a entender, a debatir, a contrariar, a coincidir las nuevas. Jaume cruza el río. Trae una sola carta ésta vez. Llegando al centro del bosque, ahí en el silencio de las tipas que lloran, mira la carta. El es el destinatario. La lluvia suave moja el papel y corre la tinta. Se alcanzan a leer los sellos, se trata de un telegrama.
“Papá sos abuelo. Te amo siempre. Maitena.”
El sol sale en la carta y el calor le empaña las gafas.

10 comentarios:

  1. Me matastes con eso de que:
    las lluvias son el pan nuestro de cada día..., entonces, que llueva, y mucho.


    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. ah! qué suerte esta historia, para conjurar la otra.

    besojos

    ResponderEliminar
  3. Tu historia acarició mi día nublado.
    Gracias,y un beso.

    ResponderEliminar
  4. Buen lugar para perderse.
    Sobre todo cuando andas perdido entre el asfalto.
    Buen lugar para encontrar el sol en medio de la lluvia.
    - ..." Van a desmenuzar, a entender, a debatir, a contrariar, a coincidir ..."
    Me encanta.
    Es... otra vida.
    beso,

    ResponderEliminar
  5. Mr. Sereno, qué bueno recibir un telegrama así, en el silencio donde poder gritar para romperlo de bonito. Qué imagen la del sol saliendo. Un beso.
    LADY JONES

    ResponderEliminar
  6. Me he emocionado. Seré pava? He podido notar las lágrimas empañando las gafas, y como rozaban resbalando por la cara de un hombre sabio de la naturaleza, donde su corazón se hacía puño por la emoción.

    Cuando nació mi primer hijo, mi padre se emocionó como un niño, fueron las lágrimas más tiernas que he podido ver en mi vida. Muchos besotes.

    ResponderEliminar
  7. Cualquier carta tiene la cobija de su calidez. Al menos, las cartas que traen noticias que nos hacen bien, que hablan de afectos. Me gusta mandar y recibir cartas. Todavía mantengo esa tendencia, a pesar de los tiempos actuales.

    PD: ¿El apellido Guardiola es muy común en Catalunya? Lo digo por el DT del Barsa también, que se apellida así.

    ResponderEliminar
  8. Carla un placer tu visita, me gustó tu amor adolescente en el taller. El blog por supuesto..

    beso,

    Intro, gracias. Es un compilado de varias historias del pueblo.

    beso,

    Miralunas, tengo tantas historias como tantos yo mismo en ellas.

    gracias, beso.

    Rayu, que bueno...igual últimamente están revueltos los cielos.

    beso grande amiga.

    Juncal, es otra vida...como la que se vive siendo Juncal.

    beso,

    Gracias Lady,
    te mando un beso de café.

    Atenea... qe lindo recuerdo te trajiste!!!
    son esos instantes breves que perduran siempre.

    gracias y beso.

    Adriano, si. es el apellido del dt de barça. la verdad no sé si es común. Es un personaje inventado. Le puse Guardiola porque le gusta a Carmen, Clod y Esther...amigos españoles que me visitaron en pensamientos al escribir.

    gracias por tu visita.

    ResponderEliminar
  9. Hay cartas que iluminan toda una vida.
    No abras el paraguas...

    ResponderEliminar

cuentame tus luces