domingo, 20 de septiembre de 2009

La casa

foto de la casa de mi amigo Wally, duende encarnado en persona, su hogar es un ícono de la ilusión.
Los costados ríen el desborde.
Caen los cielos hechos a mano
artesana-mente volando.
La mística cadera del hogar
La aventura de vivir en aventura
Cada pequeña cosa es música
Cada rincón extensión del cuerpo
se vuelve a algún sitio adentro
creyendo que eso no existía.
Soy invitado a la belleza
en la manera del amor que da.
Y que vive como siente.

12 comentarios:

  1. Una ventana que abre las puertas a un pequeño paraíso, La Imaginación.

    Desde mis luces, sueños y colores, mis felicitaciones al creador y poseedor de tan sublimes vistas.

    Mis besos, que la brisa del día te lleve las caricias.

    ResponderEliminar
  2. Una casa muy particular para habitar. Excelentes tus versos.

    Muchas gracias por visitarme. Un abrazo y una semana excepcional!

    ResponderEliminar
  3. Lindo ventanal :) y unas vistas para perderse, me encanta la foto.

    Un beso estrellado

    ResponderEliminar
  4. qué bueno lo de vivir como siente :) que tengas una semana feliz!!

    ResponderEliminar
  5. Se vuelve a algún sitio adentro...

    adentro
    hay tantos sitios
    lugares visitados
    olvidados

    lugares desconocidos
    caminos que ni imaginamos
    (que nos existen, si)
    todo un viaje
    todo un tiempo
    todo un vuelo
    verse y vivirse por dentro.


    Un beso Sol de mares.

    ResponderEliminar
  6. La casas de los duendes son lugares mágicos, como tu espacio.

    Besines de fantasía.

    ResponderEliminar
  7. ¿Me quedo con la casa? ¿Me quedo con el poema? ¿Qué hago???

    Besos fascinados!

    ResponderEliminar
  8. Muy bonitos el escrito y la foto. Feliz primavera!

    ResponderEliminar
  9. Respondo las preguntas de Mercedes: Me quedo en la casa leyendo tu poema.


    Mil besos!

    ResponderEliminar
  10. Estimad@s, ésta casa es un poema. La originalidad de lo que una persona puede hacer con sus manos. Increíble sitio. Wally y Federica, amigos del corazón, saben disfrutarla a puertas abiertas.
    Me quedo corto escribiéndole unas líneas.

    Gracias por los comentarios,
    besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  11. qué envidia tener amigos duendes que son tan libres, libres, libres...

    seguramente hay que seer comovos, farolero.

    ResponderEliminar
  12. Sabía que el paraíso tenía que estar en alguna parte! Madre mía que ventana, tendrían que venir a despegarme de ella... No te importará hoy compartir abrazos no? es lo mínimo después de haber gastado la vista

    ResponderEliminar

cuentame tus luces