sábado, 26 de septiembre de 2009

Que mañana no vuelva

"Hoy vas a entrar en mi futuro..."
Roberto Esmoris Lara

--Vuelvo mañana—dijo la vecina del 2do. sin siquiera golpear a la puerta.Los gritos ensordecían al edificio. Todos bajaban los volúmenes para escuchar la contienda. La pareja ardía de broncas. El matrimonio, de consumado había pasado a consumido. Se discutía sin dar razones ciertas de qué se trataba. La ensalada típica de facturas pendientes. Oídos negados aumentaban el caos. Había crisis, celos, destiempos, caprichos e insatisfacciones diarias. Había tolerancia cero. El niño expuesto, escuchaba. No podía llorar. Se bloqueaba. Pensaba a dónde se habían ido las sonrisas. Miraba por debajo de sus rodillas el suelo duro y estático del desamparo. Se le impregnaba en las retinas. En la memoria. En el seno mismo de su formación. Estaba solo. Indefenso. La pena se lo fagocitaba antes de cumplir cuatro años. Quería irse de ahí para volver a la calesita. A la ventolera de las plazas. A la hora del cuentito. A la siestita frente a los dibujitos de la tele. A la merienda cantada del jardín. A la mano de su abuela para comprar el pan. A la charla con sus juguetes. A la galletita compartida con su vecinita. Al sabor del chupetín. Al olor a torta. A los mamarrachos explicados. Fue una factura impaga de la luz la que detonó el incendio de culpas. Le ardió su mundo de ensueños. Y también, quiso volver mañana.

7 comentarios:

  1. Es el pan nuestro de cada día.
    Las salpicaduras.
    Y despues de la ruptura ...más pan,
    aún más indigesto, aún mas destructivo.
    Me pregunto que fe pueden tener estas pequeñas personas sin formar, en las relaciones de pareja.
    El recelo ha debido hacerse un hueco en el centro de sus previsiones.
    Beso,

    ResponderEliminar
  2. Tristes, muy tristes situaciones para unas mentes que no saben contestar al por que de las cosas.
    Y los mayores que siguen si darse cuenta de que ellos están alli empapándose de todos esos gritos y malos ambientes.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Niños rotos por esos destiempos y esos no respetos... Después, muchos de ellos, cometen los mismos errores que han mamado. Un domingo triste, no? Pero real.
    Una sonrisa, farero.
    Besos.
    LADY JONES

    ResponderEliminar
  4. qué bonita frase del pan y la abuela :) sí, es muy triste vivir entre gritos, a veces nos descoloca, aunque también creo que a veces buscamos los modelos fuera de nuestra casa, y eso puede ser la salvación, es lo que nos puede abrir la puerta a la posibilidad de ser feliz, besos :)

    ResponderEliminar
  5. Por desgracia, es una imagen que vivimos cada día, niños, familias destrozadas bajo el manto del silencio, los malos tratos, desavenencias estructurales.
    Los niños, víctimas de la poca madurez de los adultos.
    Como padres, tenemos un papel importante en el desarrollo y maduración de la personalidad del niño, creando un vinculo importantísimo, entonces, ¿ A qué estamos jugando?

    Mis besos, amigo

    Contigo Sereno algunas veces me pierdo, ¿será que duermo poco?
    ¿Dónde dejaste " Mares Tintos" ?

    ResponderEliminar
  6. ay....! en tarde de domingo.

    me despedazo.

    ResponderEliminar
  7. Lo que duele es que para estas historias casi nunca encuentre nada verde esperanza en los bolsillos. Un besito

    ResponderEliminar

cuentame tus luces