viernes, 18 de septiembre de 2009

Ausente con aviso

“El tiempo sólo cura la soberbia cuando ya es tarde orgullo”.
de El coleccionista de soles, “El lado oscuro de la sombra”.


Me fuí queriendo quedarme
Ausente con aviso.
Intenté incendiarlo todo
Deteniendo sístoles y diástoles de la usina
Tapándole la boca a los vientos
Perdiendo brújulas en otros mares
Escondiendo poemas a las lunas llenas
Guardando el tiempo en las rutinas seguras
Pero cuando crea después de un tiempo sin tiempo
que todo se ha ido al olvido en aquél segundo incendiario,
cuando los jazmines rían sus tardes de campo,
estarás en cada usina, en cada viento,
Cada mar, cada luna, cada rutina.
Entonces sabré que hay algo más poderoso
que el amor y eso es
la cobardía.

-.-

9 comentarios:

  1. "Me fuí queriendo quedarme"...¡Con qué amarga fuerza comienzas! Es fantástico...

    Un beso con aviso!

    ResponderEliminar
  2. a veces siendo cobarde se hacen cosas fantásticas, no has leído las cuatro plumas?
    ...qué difíciles transformaciones las del amor, que se tiene que volver todos los vientos, mares, lunas y rutinas... pero ni aún así, gana la cobardía :)
    un beso!!!!

    ResponderEliminar
  3. A veces el amor y el destino son cobardes.
    Cómo puede ser que dos personas que se quieren tengan que estar separas...

    Beso grande.:-)

    ResponderEliminar
  4. cierto....no siempre el amor es mas fuerte.



    besojo

    ResponderEliminar
  5. Mercedes, gracias.
    A veces voy al lado oscuro de la fuerza y vuelvo con regalos para todos.

    beso que te avisa que es bueno que estés.

    Gallega, no lo he leído. Ya lo pongo en lista.
    y si siempre gana el amor...pues algo que es difícil de saber. Creo que todo se transforma siendo destino y a veces cobarde.

    beso,

    Adrianina, alguna vez alguien me acerco el arte de amar de Fromm. El elabora un concepto que es la separatidad, es interesante. Propone que el amar es una consecuencia cultural, y cuando las pautas pasan a la inseguridad, aviva el deseo de la separatidad.

    No es una explicación mía, pero te la comparto.
    beso,

    Miralunas, a veces cierto.Tantas otras incierto.
    beso,

    Sr. Chaves Casanova, ya fuí y volví, el resto será destino.
    gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  6. La flor del Jazmín, una las más bellas flores que identifican la pasión y el amor.
    Si detienes el tiempo un segundo, para calmar al viento y arropar la brisa. Llega por fin el silencio de la propia paz. Ahora es tiempo .... Para regresar.
    Gracias por el aroma de las flores.

    Mis besos caricias a tu alma.

    ResponderEliminar
  7. Silencios, no creo en segundas oportunidades, si en segundos encuentros, pero eso es muy difícil. El agua no pasa dos veces por el mismo lugar, así nos pasa a las personas, nuestro universo cambia y cambia y está bien que así sea, lo que se niega no avanza.

    besos a la tuya,

    ResponderEliminar
  8. Todos supongo alguna vez nos hemos protegido con el escudo de la cobardía sin darnos cuenta que no es arma defensiva sino más bien todo lo contrario hacia aquel que la empuña. Pero como el libro de instrucciones nunca nos lo dan a tiempo... Una cota de besotes

    ResponderEliminar

cuentame tus luces